“UE es una institución tecnócrata y totalitaria”, Marine Le Pen

Internacionales 24 de octubre de 2016 Por
La líder ultraderechista francesa criticó a la Unión Europea –la UE- por su ultimátum a Valonia sobre el acuerdo de libre comercio CETA. La Comisión Europea niega la imposición del citado y pide paciencia
flagsvalonia

(EFE.es – Madrid – Dpa.de – Bonn – París – Estrasburgo)  La eurodiputada y líder del partido ultraderechista francés Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, señaló –en la media mañana del día lunes 24 de octubre que el ultimátum de Bruselas a la mitad francófona de Bélgica sobre el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá (CETA) muestra su lado más totalitario.

"Es una institución tecnócrata y totalitaria que impone a los pueblos, mediante la restricción y el chantaje, normas que no quieren, en beneficio de las grandes multinacionales y de las potencias del dinero", señaló en un comunicado.

Según la cadena RTBF, un portavoz del primer ministro belga, Charles Michel, aseguró que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, habría dado a Bélgica un plazo que expira esta noche para pronunciarse al respecto. Dependiendo de la respuesta belga se suspenderá o no la cumbre UE-Canadá  en la que se debería firmar el tratado y que, según lo previsto, se celebrará el jueves en Bruselas.

 

enfermafacha

CE niega el ultimátum

La Comisión Europea –la CE- restó algo de presión a la disputa en torno al tratado de libre comercio con Canadá y negó que haya impuesto a Bélgica o a la región de Valonia un ultimátum.

"Hay que tener paciencia", dijo el portavoz Margaritis Schinas en Bruselas y respondió con un "sí" a la pregunta de si el Acuerdo Económico y Comercial Global (CETA) con Canadá seguirá sobre la mesa si finalmente no se firma este jueves tal como había sido planeado.

Valonia exige mejoras en el pacto y bloquea la firma por parte de Bélgica. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, había dicho el fin de semana que se debía llegar a un acuerdo antes de la tarde de hoy porque, de lo contrario, habría que cancelar la cumbre con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, en la que se iba a firmar el CETA. Sus declaraciones causaron malestar entre los dirigentes valones, que señalaron que un ultimátum así impide los procesos democráticos y no es aceptable.

 

Necesario respaldo de Valonia

A pesar de que el gobierno federal belga necesita el respaldo de Valonia para poder firmar el acuerdo CETA, el presidente del parlamento regional, André Antoine, asegura que ésta no lo hará.

flagsvalonia

"No hay ningún escándalo en que Valonia (...) pueda bloquear, ella sola, un tratado tan nefasto. El escándalo reside, al contrario, en el hecho de que Francia no haya podido defender sus intereses y hacer respetar la democracia con la misma actitud", dijo Le Pen al respecto.

Valonia, que cuenta con 3,5 millones de habitantes, considera el principal problema el mecanismo de tribunales incluido en el acuerdo para mediar en conflictos entre Estados e inversores, ya que cree que ese sistema restaría poder a las jurisdicciones nacionales. La líder ultraderechista francesa subrayó en esa línea que ese tipo de pactos "constituyen amenazas serias para nuestra industria, nuestra agricultura y nuestros servicios", que van a dar un vuelco no deseado "a nuestras normas alimentarias, sociales y medioambientales".

Te puede interesar