El suicidio de Praljak, un terreno sembrado de dudas

Internacionales 30 de noviembre Por
Los fiscales holandeses examinarán cómo pudo el criminal de guerra, Slobodan Praljak, ingresar en la jornada del miércoles 29 de noviembre en el edificio de alta seguridad de la ONU –la Organización de las Naciones Unidas- con el líquido que bebió para quitarse la vida mientras confirmaban su sentencia a 20 años de prisión
Ver galería enuniformedeguerra
1 / 2 - enuniformedeguerra

(www.enter-ate.com.ar – General Pico – La Haya) La policía de Holanda ha lanzado una investigación tras la muerte del criminal de guerra bosnio croata, Slobodan Praljak, quien este miércoles   bebió un líquido de una pequeña botella en plena audiencia en un tribunal de la ONU en La Haya, tras haber sido confirmada su sentencia a 20 años de prisión, y murió poco después, según confirmaron todos los medios periodísticos acreditados en dicha sede.

La fiscal holandesa afirmó que se encontró una sustancia mortal en el recipiente del que bebió antes de morir, aunque no especificó de cuál se trata. "Hubo un examen preliminar de la sustancia y todo lo que puedo decir por ahora es que el químico en ese recipiente puede ocasionar la muerte", dijo Marilyn Fikenscher.

québebió

En tanto, Frans Zonneveld, portavoz de la fiscalía de La Haya, aseguró que la prioridad más alta ahora será la autopsia, que "se llevará en un plazo muy corto".

En horas de la noche de ese mismo miércoles, la fiscalía holandesa explicó en un comunicado que la investigación "se centra ahora en el suicidio asistido y violación de la regulación sobre sustancias médicas".

El Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (ICTY, según sus siglas en inglés), invitó a la policía local a llevar a cabo una investigación paralela que desentrañe cómo consiguió el excomandante colar el veneno dentro de la corte de alta seguridad en La Haya.

Aún todo lo que sucedió alrededor de lo que concretó el criminal de guerra es un misterio. No se sabe qué fue exactamente lo que Praljak tomó y cómo pudo evadir los controles de seguridad para meter la botella en el tribunal. También hay interrogantes sobre cómo consiguió la sustancia: si fue en el centro de detención -tipo fortaleza- de la ONU, donde permanecía detenido en La Haya. Según las normas del establecimiento, explica dicho protocolo, cada persona que entra al centro de detención debe ser requisada "independientemente de su estatus, nacionalidad, función o edad." Todo el mundo debe atravesar los escaneos de seguridad, y también puede revisarse su ropa. Los acusados pueden acceder a sus medicaciones bajo supervisión del oficial médico, y pueden ser visitados por sus médicos personales.

La muerte de Praljak fue un shock en Croacia, donde el hombre -acusado de haber provocado daño significativo a población civil musulmana en la ciudad de Mostar, durante la guerra de Bosnia en los '90- es considerado un héroe por algunos. Por la noche, algunos bosnio croatas encendieron velas en su honor. Sin embargo, la Presidenta croata, Kolinda Grabar-Kitarovic, dijo a los ciudadanos que debían admitir que otros croatas habían cometido crímenes en Bosnia. "Nosotros, los croatas, debemos tener la fortaleza para admitir que algunos de nuestros compatriotas en Bosnia cometieron crímenes y deben hacerse responsables por ellos", dijo.

VigiliaenCroacia

"Estos hombres saben cómo manipular al poder y asegurarse de que todo el mundo los mire", dijo Frederiek de Vlaming, experta en derecho internacional de la Universidad de Amsterdam, al periódico De Volkskrant. "Es un tipo de protesta que no hemos visto antes. Ilustra cómo los sospechosos de la región ven a la corte."

Te puede interesar