"La Ministra tiene que parar", Elisa Carrió

Política 14 de diciembre de 2017 Por
Cuando habían pasado seis horas del comienzo del operativo preventivo que finalmente se convirtió en lisa represión, la diputada oficialista Elisa Carrió le exigió -en la tarde del jueves 14 de diciembre- a Patricia Bullrich -la Ministra de Seguridad del gobierno argentino que encabeza Mauricio Macri- que cesara la represión contra quienes se manifestaban de manera pacífica de cara a la reforma previsional que intentaba tratar el oficialismo en el recinto y que finalmente concluyó con el levantamiento de la sesión
Ver galería atacanamayramendoza
1 / 3 - atacanamayramendoza


(www.enter-ate.com.ar - General Pico - CABA) Carrió que finalmente el pasado fin de semana quedó convencida de votar el proyecto de reforma previsional que cuenta con media sanciónd el Senado nacional, se puso firme y apuntó contra Bullrich por el operativo -ostentoso, por los seis mil miembros de las fuerzas de seguridad movilizados- encabezado por la Gendarmería; la Policía Federal; la Prefectura y la Policía de Seguridad Aeronáutica que dejó como saldo más de 20 de tenidos, decenas de heridos -tanto en las filas de seguridad como en los manifestantes, incluso con un diputado de la oposición kirchnerista que por minutos perdió el conocimiento- y que evidenció un desmanejo de la situación por parte de quien es la cabeza del Ministerio de Seguridad.

gaseando


"Nunca en la historia de la democracia se vió tanta fuerza de seguridad en las calles porteñas para contener a miles de manifestantes -la mayoría se movilizó por cuenta propia- que salieron a defender sus derechso que serán conculcados si se vota ese recorte en los haberes jubilatorios y en las asignaciones para niños y jóvenes", señaló Alberto Fernández, ex Jefe de Gabinete durante el primer gobierno de Néstor Kirchner.

desbocadosgendarmes


"La ministra tiene que parar", lanzó una de las fundadoras de la alianza oficialista Cambiemos -que en las pasadas legislativas de octubre último cosechó, en la capital argentina, más del 55 por ciento de los votos- al señalar que "no se necesita tanto gendarme" en las puertas del Palacio legislativo. En ese contexto, Carrió sostuvo que "no hace falta tanta ostentación de la fuerza".
Las fuerzas de seguridad, la Gerndarmería como primer frente de combate, respondió con balas de gomas y gases lacrimógenos cerca de las 13 horas cuando un grupo de encapuchados que nada tenían que ver con el pacífico accionar de los manifetantes intentó quitar las vallas que resguardaban el acceso al Parlamento por la avenida Entre Ríos.
En tanto, en el interior de la Cámara de DIputados los legisladores de Cambiemos intentaban logra ese tesoro ansiado: hacer que 129 legisladores se sentaran y así lograr el venerado quórum.
Nadie asevera que eso ocurrió, algunos dan como número mágico los 7 segundos que duró ese mítico 129 en el panel electrónico y que se esfumó.
En cambio, otras voces, como la de la diputada Mirta Tundis -del bloque massita y experta en temas previionales- desmintió que el interbloque oficialista hubiera logarado esa meta; "Se sentaron diputados de la ciudad de Buenos Aires que aún no juraron y que por lo tanto fue un número trucho -falso en el mejor romance-".

elrecinto


Así las cosas, mientras en las inmediaciones del Congreso el aroma de los gases lacrimógenos ponía condimenteo a la calurosa tarde del jueves, en el recinto el Presidente del cuerpo, Emilio Monzó -de Cambiemos- le llanzaba una bofetada al diputado kirchnerista Leopoldo Moreau.
En medio de todo ese tumulto, un bochorno para la democracia que el pasado domingo 10 de diciembre cumplió sus jóvenes 34 años, la diputada Carrió reconoció que "habló en minoría" argumentando que "bajo estas condiciones no se puede sesionar", solicitó a la presidencia que se levantara la sesión.

bochorno


Así las cosas, con la frustrada sesión, se supo ya cuando se acercaban las 20 horas que el Presidente Macri había rubricado junto a sus Ministros un Decreto de Necesidad y Urgencia con el objetivo de sancionar la reforma previsonal. Fuentes de Casa de Gobierno -sede del Ejecutivo- consultadas por enter-ate.com.ar y con la mesura que ameritaba el momento "le aconsejaron al Señor Presidente que desistiera del Decreto y esperara a que las aguas se calmaran" para que el debate de ideas y no de gases lacrimógenos; de bofetadas y menos de agravios al orden constitucional se impusiera.

Te puede interesar