Obsceno

Política 05 de enero Por
Cuando se buscan definiciones de palabras, algunas saltan a la vista como impúdicas. Un sinónimo de vergüenza, el mejor que le cabe a lo que se ha mostrado de la finca del sindicalista argentino Marcelo Balcedo detenido el pasado jueves 04 de enero en la mítica ciudad uruguaya de Punta del Este puede ser obsceno
Ver galería verguenza
1 / 3 - verguenza

(www.enter-ate.com.ar – General Pico – Punta del Este – por Alberto Bastia *) Secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad que lo heredo de su padre; titular del diario Hoy que se edita en La Plata –la capital de la provincia de Buenos Aires- dueño de una finca de algo más de 90 hectáreas que está en un terreno alambrado y que esa enorme extensión concluye sobre el mar de ese balneario mítico del Uruguay.

Tras el allanamiento dictado por la Justicia oriental se encontraron elementos de la impudicia de un señor que no puede justificar esa fastuosa mansión. Armas; medio millón de dólares en una caja de seguridad; una decena de vehículos de alta gama, han sido el producto de dicha acción.

armasdolaresobscenidades

marcelobalcedo

“No sabíamos de quien era la finca, pero nos imaginamos que era un spa y no la casa de un sindicalista de la Argentina”, precisaban algunos vecinos que seguían sorprendidos por el allanamiento a la chacra de ese obsceno hombre del sindicalismo.

La causa indica que Balcedo concreto vaciamiento del sindicato; evasión fiscal y lavado de dinero.  Todos misiles que le han permitido amasar una cuantiosa fortuna producto de todo bien oscuro.

Prisión preventiva para Balcedo y su esposa, Paola Fiege por treinta días es lo resuelto por la justicia del vecino país y el resultado de la medida implicara la extradición a la Argentina.

Ni  bien fue aprehendido el multimillonario sindicalista que estuvo en su momento muy cerca del kirchnerismo y que recientemente se acerco al difunto gremialista Gerónimo “El Momo” Venegas que tenia llegada directa a la gestión del hoy Jefe del Ejecutivo, Mauricio Macri, su letrado en Uruguay, Juan Fagundez, presento un recurso para que el jefe sindical espere en liberad el juicio de extradición, pero el pedido fue rechazado.

Por su parte, Julio Ricardo Beley, abogado de Balcedo en la Argentina explico que la fortuna de su cliente es producto de las ganancias obtenidas por “los medios que dirige en La Plata”.

Así las cosas, es importante escindir un binomio que no es de la mejor concepción: sindicalista y millonario. Muchos de los que abrazan el gremialismo lo hacen para defender los derechos de los trabajadores. Otros, para que incluir los nombres si ya son moneda corriente, se han convertido en émulos de algunos jeques árabes por la ostentación de sus bienes.

Afortunadamente en la historia del sindicalismo argentino que en sus albores se nutrió del anarquismo, sobresalen hombres honestos que serán recordados por su accionar y no por haber sido detenidos por manejos espurios. Un par de nombres basta para percibir que no siempre ese binomio antes citado –sindicalismo y fortuna- debe resaltarse.

Agustín “El Gringo” Tosco, cordobés de nacimiento, obrero de la empresa de electricidad en la mediterránea provincia de Córdoba, fue uno de los artífices –con muchos más hombres de la Argentina- del Cordobazo en mayo de  1969. Marxista se definía y como tuvo que pasar a la clandestinidad allá por 1975 –gobernaba la viuda de Juan Perón aunque el verdadero poder lo tenía la tenebrosa Triple A encabezada por José López Rega- afectado por una encefalitis bacteriana falleció en setiembre de ese año.   Sus compañeros de trabajo y parte de quienes lo admiraban solventaron su velatorio y posterior entierro.

elgringocordobazo

Por su parte, otro hombre del sindicalismo cordobés, Hipólito Atilio “El Negro” López también se inscribe en ese libro de la honestidad. Miembro del gremio de los choferes de colectivos, peronista ideológicamente definido fue miembro de esa columna vertebral que se conoció como el “Cordobazo” junto al “Gringo” Tosco.  En setiembre de 1974, cuando el terror de la Triple A de López Rega hacía estragos en  las filas de sectores que denunciaban el accionar de esa banda paramilitar, López fue secuestrado y su cuerpo apareció acribillado en las cercanías de la bonaerense ciudad de Capilla del Señor.

AtilioTosco

Estos últimos párrafos deben servir para escindir algo que desgraciadamente se hizo moneda corriente: asociar al sindicalismo con fortunas incalculables. Un error conceptual porque pluralizar sobre ciertos tópicos lleva a concluir que todo es igual y afortunadamente no es así; en todas las actividades prima la honestidad sobre la felonía.

 

(*) Alberto Bastia, Director – Propietario de www.enter-ate.com.ar

Te puede interesar