Millones por archivos

cultura 13 de enero Por
La Universidad de Texas se convirtió en la propietaria de los archivos del escritor estadounidense Arthur Miller
Ver galería miller
1 / 2 - miller

(www.enter-ate.com.ar – General Pico – Texas)  Se había fijado un objetivo: convencer a los herederos de Arthur Miller de que les vendieran el archivo del literato y perseverando lo cristalizo.

Finalmente, el Centro Harry Ransom de la Universidad de Texas derrotó a la de Yale  y, por algo más de dos millones de dólares adquirió el archivo del autor de obras cumbres como por ejemplo “La muerte de un viajante”.

Manuscritos, algunos de ellos inéditos; historias, poemas, diarios y fotos familiares de uno de los dramaturgos más importantes del siglo XX quedaron en manos de la casa de estudios texana que desembolsó 2.700.000 dólares.

Esa batalla entre ambas instituciones culturales millonarias dejo abierta una ventana abierta al mundo enrarecido del comercio de cartas de grandes autores. Hace tres años, el Ransom Center había adquirido la correspondencia de otro grande de las letras: Gabriel García Márquez, la que digitalizó recientemente.

arthurmillerconmarilyn

Con respecto a la obra de Miller, más de 160 cajas con manuscritos habían permanecido en un depósito durante décadas en Austin, no catalogados e inaccesibles para los estudiosos, a la espera de una venta. Otro grupo de materiales, entre ellos 8.000 páginas de diarios, estaban en la casa de Roxbury en Connecticut, también inexplorados salvo por algunos allegados a la hija del autor de "Muerte de un viajante", Rebecca, su ejecutora testamentaria. También escritora y realizadora cinematográfica, Rebecca -casada con el actor británico Daniel Day-Lewis- es hija de Inge Morath, fotógrafa y tercera esposa de Miller. Ella hubiese querido llevar todo el material a Yale, la misma institución que había obtenido las cartas de su madre.

Sin embargo, la voluntad expresa del dramaturgo, quien falleció en 2005, era que fuese Austin la nueva casa de su archivo privado. En los años sesenta, corto de dinero y con una factura de impuestos que no alcanzaba a pagar, el escritor se había dirigido al Ransom Center, que entonces surgía como uno de los más agresivos jugadores del sector gracias a riquezas sin fondo -aparentemente basada en pozos petroleros- y donó 12 cajas con sus cuadernos de anotaciones a cambio de una deducción fiscal. Otras 73 cajas habían volado a Texas tras un incendio en la casa de Roxbury, en 1983.


En aquel momento, en una nota adjunta, Miller había expresado el deseo de que el resto de su correspondencia terminara en Austin, donde, entre otros, se encuentran los archivos de Stella Adler, la maestra de actuación cuyas notas sobre el guión de "Muerte de un viajante" influenciaron a alumnos como Marlon Brando y Robert De Niro. Yale había ingresado al juego en 2015 con una oferta de 2.700.000 dólares lo que Austin había rebatido citando la carta de Miller de 1983.


Finalmente, el archivo del escritor estará en el Ransom Center en buena compañía: allí están las cartas de James Joyce, Ernest Hemingway, William Faulkner, Norman Mailer y Jorge Luis Borges. También se encuentran en custodia los archivos relacionados al mundo del teatro: hay material de Lillian Hellman, David Mamet, Sam Shepard, Tennessee Williams, Samuel Beckett, George Bernard Shaw y Tom Stoppard.

Te puede interesar