“¿Qué haría Cristo en mi lugar?”, Papa Francisco

Sociedad 17 de enero de 2018 Por
En el penúltimo día de su estancia en Chile y, ante 40 mil jóvenes presentes en la explanada del Santuario Nacional de Maipú, en Chile, el papa Francisco manifestó –en la tarde del miércoles 17 de enero- su preocupación por quienes “se quedan sin batería” y pierden “la señal” con el mundo
Ver galería papamovil.pg
1 / 2 - papamovil.pg

(www.enter-ate.com.ar – General Pico – Maipú)  El Pontífice relató una anécdota de un joven que le confesó sentirse de mal humor cuando se le acaba la batería del celular o pierde la señal del internet porque se queda “fuera del mundo”.


“En la fe nos puede pasar lo mismo, comienza a bajar nuestro ancho de banda y empezamos a quedarnos sin conexión, sin batería, y entonces nos gana el mal humor, nos volvemos descreídos, tristes, sin fuerza y todo lo empezamos a ver mal”, explicó Francisco a los jóvenes presentes, algunos de ellos provenientes también de diversos países de Latinoamérica como la Argentina, el Uruguay, Bolivia y Paraguay.

elpapaenmaipu


Entonces, haciendo una pausa, el Papa pidió a los jóvenes que anotaran en su celular “la contraseña del Wifi” de su vida: “¿Qué haría Cristo en mi lugar?”.

“¿Cuál es la contraseña?”, interpeló Francisco. “¡Qué haría Cristo en mi lugar!”, repitieron los jóvenes a coro.


“Me preocupa cuando, al perder señal, muchos sienten que no tienen nada que aportar y quedan como perdidos. Nunca pienses que no tenés nada que aportar o que no le hacés falta a nadie. Todos somos necesarios e importantes, todos tenemos algo que aportar”, aseveró el Pontífice.

El papa enseñó a los jóvenes, también, una particular "contraseña" para sus celulares y les animó a anotarla: “¿Qué haría Cristo en mi lugar?”. “En la escuela, en la universidad, en la calle, en casa, entre amigos, en el trabajo, frente al que le hacen bullying, ¿qué haría Cristo en mi lugar?, expresó.

“Es la contraseña, la batería para encender nuestro corazón, encender la fe y la chispa en los ojos”, señaló.

elpapa



Los jóvenes deben interpelar a la Iglesia

“Una vez uno me decía hace poco ‘yo no sé si hablar de la Santa Madre Iglesia’, hablaba de un lugar especial, ‘o de la Santa abuela Iglesia’. No, no. La Iglesia tiene que tener rostro joven y eso ustedes tienen que dárnoslo”, manifestó. “Pero claro, un rostro joven es real, lleno de vida, no precisamente joven por maquillaje, con crema rejuvenecedora, eso no sirve, sino joven porque desde su corazón se deja interpelar”, señaló.

“Y eso es que lo que nosotros, la Santa Madre Iglesia hoy necesita de ustedes: que nos interpelen. Después prepárense para la respuesta, pero necesitamos que nos interpelen, la Iglesia necesita que ustedes saquen el carné de mayores de edad, espiritualmente mayores, y tengan el coraje de decirnos, ‘esto me gusta’, ‘este camino me parece que es el que hay que hacer’, ‘esto no va’, ‘esto no es un puente, es una muralla’. Que nos digan lo que sienten y lo que piensan.”, pidió.

Francisco a los jóvenes: “Quiero escuchar su opinión”
“Teniendo en cuenta esta realidad de los jóvenes es que convoqué el sínodo de la fe y el discernimiento en ustedes”.

“Pero ya saben le tengo miedo a los filtros, porque a veces las opiniones de los jóvenes… para viajar a Roma tienen que hacer varias conexiones y esas propuestas pueden llegar muy filtradas, no por las compañías aéreas sino por quienes las transcriben”, lamentó por lo que animó a todos los jóvenes a participar del Sínodo de los Obispos que se realizará en octubre. “Quiero que participen todos, católicos y no católicos, jóvenes cristianos y de otras religiones, y jóvenes que no saben si creen o no creen, todos. Para escucharlos y para escucharnos, directamente, porque es importante que ustedes hablen, que no se dejen callar”, aseveró.

“¿Puedo preguntarles desde qué hora están acá?”, interrumpió Francisco su discurso mientras asistían a algunas personas que se habían desmayado y agradeció larga espera al sol que debieron realizar los jóvenes para encontrarse con él.



Amar a la Madre Patria


El Papa destacó “la capacidad enorme de los jóvenes para movilizarse ante las catástrofes naturales, que habla de la generosidad de los corazones”. “Los sueños que tienen que ser concretados, el mirar siempre hacia el horizonte, se tiene que hacer con los pies en la tierra, y se empieza con los pies en la tierra de la patria”, explicó.

“Y si ustedes no aman a su patria yo no les creo que lleguen a amar a Jesús y que lleguen a amar a Dios. El amor a la patria es un amor a la Madre. La llamamos madre patria porque aquí nacimos pero ella misma, como toda madre, nos enseña a caminar y se nos entrega para que las hagamos sobrevivir a otras generaciones”, agregó.

“Si no son patriotas, no patrioteros, patriotas -continuó- no podrán ser nada en la vida, chicas y chicos, quieran a su Chile, den lo mejor que puedan por su Chile”.

MACHI LINCONAO.pg

“Gracias por el encuentro, gracias por la alegría de ustedes. Gracias, muchas gracias y les pido por favor que no se olviden de rezar por mí. Gracias.”, concluyó.

Te puede interesar