Convicciones e intuiciones

Internacionales 23 de enero de 2018 Por
En un régimen de excepción, "convicciones" e "intuiciones" son requerimientos suficientes para incriminar a petistas –miembros del Partido de los Trabajadores del Brasil, PT-la fuerza. Por este criterio fascista, en la cruzada para cazar petistas queda extinto el debido proceso legal y la presunción de inocencia
Ver galería elpt
1 / 2 - elpt

(Alainet.org – Porto Alegre –por Jeferson Miola *)  Ante la más absoluta inexistencia de pruebas e indicios para procesar al ex presidente Lula, la Lava Jato decidió "innovar" el Código de Proceso Penal brasileño. Lula fue entonces incriminado sobre la base de "convicciones"; es decir, en prejuicio ideológico y político de los fiscales de la república y comisarios de la policía federal - tucanes (se llama así a los miembros del Partido Social Democrático) que acaparan las instituciones de Estado para aniquilar a enemigos políticos.

En la elección de 2014, mientras fustigaban al gobierno y la candidatura de Dilma con la Lava Jato, todos estaban comprometidos sin ceremonia en la candidatura presidencial del también tucano Aécio Neves.

dilmaylula

Es inolvidable aquel espectáculo burlesco armado por la fuerza de tareas de Curitiba y transmitido en vivo por la Red Globo, en la que el predicador fanático Deltan Dalagnoll presentó un powerpoint con Lula en el centro de la " organización criminal del PT.”

Sólo se olvidaron de presentar pruebas indiscutibles para incriminar a Lula como serían, por ejemplo, las maletas de los comparsas del Aécio y de Temer con millones en propinas; o como los 51 millones de reales atesorados por la familia Geddel en nombre de la cuadrilla; o los flagrantes en audio y video de los golpistas combinando sobornos o, asimismo, los 450 kilos de cocaína traficados en el helicóptero del socio de Aécio, el senador Zezé Perrela.

En la estela de este derecho penal del enemigo, la Policía Federal produjo una nueva "innovación" en el Código de Proceso Penal, al margen del Estado de Derecho y del debido proceso legal. Para indiciar de cualquier manera y sin bases materiales al ex alcalde paulista Fernando Haddad, el delegado de la PF João Muniz Moraes Rosa apeló a la "intuición".

En la ausencia de elementos objetivos para indiciar a Haddad de acuerdo con las leyes y la Constitución de Brasil, el comisario João Muniz distorsionó el contenido de un vídeo público, divulgado por el propio Haddad en su cuenta de facebook en diciembre de 2016, para indiciarlo porque supuesto desvío cometido en la elección de 2012.

En el informe final de la encuesta, el delegado-innovador escribe que " A través de la investigación en fuentes abiertas en Internet fue ubicado un video producido por Fernando Haddad, poco después de las elecciones de 2016, en la que este investigado demuestra conocimiento sobre los costos incurridos durante la campaña, y pide contribuciones de los internautas para honrar los compromisos con prestadores de servicios.

Aunque dicho vídeo no contiene una prueba cabal de que Haddad tenía conocimiento del importe total de los valores relativos a la prestación de servicios de la empresa gráfica LWC en los comicios de 2012, porque se refiere a la campaña de 2016, constituye un significativo elemento indiciario de que el candidato a Prefeito (alcalde, intendente) en cuestión tiene - y así debe ser - pleno conocimiento de quiénes fueron los prestadores de servicio de su última campaña electoral, así como los respectivos valores de los servicios contratados. Ahora, si así ocurrió en relación con las elecciones de 2016, es intuitivo que también hubiera ocurrido en relación con las elecciones de 2012.

partidodelostrabajadoresbrasil


 
El comisario trató como crimen el llamado militante para la contribución financiera de la campaña de 2016, e "intuyó" que, como Haddad "cometió el crimen" de convocar a la militancia partidaria en la elección municipal de 2016, él también habría incurrido en el mismo "crimen" en la elección de 2012. ¡Patético!

Fernando Haddad es coordinador de la campaña de Lula, y eso explica el anhelo del comisario Juan Muniz en indiciarlo, aunque sea en base en su más pura "intuición".

De la manera que la cosa anda, procuradores, comisarios y jueces tucanes no vacilarán en incriminar a petistas también por premonición, telepatía, ocultismo, etc.
La obsesión enfermiza contra Lula y el PT rompieron todas las barreras. La práctica fascista está consentida y diseminada en las instancias policiales y judiciales. Está lujosamente aceptada como algo normal en las investigaciones policiales y en las decisiones de fiscales y jueces.


 
(*) Jeferson Miola es integrante del Instituto de Debates, Estudios e Alternativas (Idea) de Porto Alegre (Brasil), fue coordinador-ejecutivo del 5º Fóro Social Mundial y Director de la Secretaría Administrativa del Mercosur. Distribuido por el Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la)

Te puede interesar