Mujeres argentinas reivindican como propios reclamos del paro internacional

Política 08 de marzo de 2018 Por
Centenares de miles de mujeres se movilizaron entre la tarde y la noche del jueves 08 de marzo en el centro de la ciudad de Buenos Aires para reclamar como propias todas las demandas que recorrieron el mundo a través de la huelga internacional de mujeres del 8 de marzo
Ver galería paraguaysemovilizo
1 / 3 - paraguaysemovilizo

(Sputnik.ru – CABA – por Ana Delicado Palacios*)  "Todo lo que se reclama está buenísimo, así que es necesario que una venga a apoyarlo como mujer que es", sostuvo Daiana, una de las manifestantes que participaron en la marcha.

La joven, que trabaja como abogada en un estudio jurídico, reivindicó el apoyo de todas las medidas que se demandaron durante el paro internacional organizado desde Argentina, como la legalización del aborto, la equidad salarial y el fin de la violencia de género.

"Está bueno apoyar estos reclamos en conjunto, una es mujer y no se puede desprender de una demanda, no porque te pase a vos, sino porque ves que le pasa a la de al lado", aseguró.

En ese sentido, "aunque uno no viva las situaciones que se reclaman aquí, las vives de cerca con otras mujeres que tienes al alcance", reconoció la joven.

lacalledelochodemarzocaba



La lucha contra los feminicidios, el rechazo a la violencia de género y el apoyo de la interrupción voluntaria del embarazo "son demandas legítimas que deben ser valoradas", consideró.

Acompañada de otras dos mujeres, la abogada admitió que había ido a trabajar como cualquier día, pero por elección.

"Cumplí con mi jornada porque me gusta mi trabajo, y después vine para acá", señaló.

Varias columnas se movilizaron desde distintos puntos de la ciudad en una marcha que se desplazó desde la Plaza de Mayo, frente a la sede del Ejecutivo, hasta el Congreso.

Agrupaciones políticas, sindicales y políticas confluyeron con otras miles de mujeres autoconvocadas en esta manifestación multitudinaria en la capital argentina por segundo año consecutivo.

legislaturaporteña



JORNADA DE TRABAJO DISTINTA

Como graduada en terapia ocupacional, Julieta también acudió, pero por obligación, a su centro de trabajo, situado en un centro de salud en un barrio de la capital, Villa Soldati.

Allí realiza las prácticas de su carrera como residente, pero durante esta jornada especial, Julieta y sus compañeras modificaron sus actividades habituales para recorrer la zona con las mujeres del barrio y participar en una radio abierta.

Como tantas otras mujeres, la joven se desplazó después hasta el centro de Buenos Aires "para visibilizar la situación en la que estamos las mujeres en todo momento, algo en lo que estuvimos trabajando en el centro laboral", recordó.

"Creo que hay una gran invisibilización de la doble o triple jornada laboral de las mujeres, no se valora todo el trabajo de carga que tienen además en el hogar y en el cuidado", expresó.

Esta variedad de trabajos que recaen sobre la mujer son "roles que nos ponen a las mujeres y que no siempre corresponden a los deseos de una", reflexionó.

Enfrente del Congreso, no lejos de Julieta, dialogaba una brasileña, Ani, con varios de sus compañeros de trabajo.

Todos ellos también tuvieron que acudir por obligación a la empresa de tecnología en la que trabajan.

"Es una compañía muy grande y no estaba permitido el paro", admitió esta joven.

Pero tampoco ellos se resignaron a cumplir con una jornada laboral común.

"Hicimos varias actividades: participamos en un taller de lenguaje no sexista, y a la hora del almuerzo organizamos un debate para compartir experiencias de violencias y opresiones que sufrimos en el ámbito laboral y general", contó.

Mientras atardecía en Buenos Aires, Ani manifestó su respaldo a todas las demandas que se podían leer en los carteles que llevaban las manifestantes a su alrededor.

"No me tengo que sentir identificada con el aborto, no sé si lo haría, pero eso no quita para que no venga a luchar por el aborto legal y gratuito de las mujeres que quieren hacerlo y que no tienen la posibilidad económica de hacerlo con seguridad", aseguró.

Ésta fue la cuarta manifestación feminista a la que acude Ani en los cuatro años que lleva en Argentina.

El paro internacional de mujeres que Argentina celebró por segunda vez consecutiva, al menos en las calles, fue de una de las tantas manifestaciones que se celebraron en todo el mundo para reivindicar una jornada de protesta histórica.

Entre 2008 y 2017 fueron asesinadas en este país sudamericano 2.679 mujeres, de acuerdo al último Informe Anual de Femicidio presentado en la víspera por la asociación civil La Casa del Encuentro.

Como consecuencia de ello, 3.378 hijos quedaron huérfanos de madre, el 66 por ciento de los cuales es menor de edad.

conelpresenteyelfuturo08demarzo

 

(*) Ana Delicado Palacios, Corresponsal de la agencia Sputnik Novosti en Argentina

Te puede interesar