Seis a uno, una derrota contundente

Deportes 27 de marzo de 2018 Por
A setenta y nueve días del comienzo del Mundial de Rusia 2018 la selección argentina, conducida por Jorge Sampaoli fue derrotada –en la noche madrileña- por España por seis tantos a uno
Ver galería sampaoli
1 / 4 - sampaoli

(www.enter-ate.com.ar – General Pico – Madrid)  Cuando se concreta una contundente derrota por seis tantos, poco se puede alegar de cara  a lo que se vio en el bonito estadio Wanda Metropolitano, la casa del Atlético de Madrid, con un seleccionado español dirigido por Julen  Lopetegui que hizo añicos a los once albicelestes que nada hicieron.

Mejor dicho, lo hizo pero lo hizo tan mal que la lista de buena fe para quienes se embarquen rumbo a las tierras rusas hoy por hoy tiene al menos 15 de sus 23 casilleros en blanco.

hermosoestadio

De los seis goles, ese número que para la albiceleste sabe a desastre, tres los ha potenciado Isco; completaron esa rotunda victoria, Costas; Thiago y Aspas. Para el destartalado seleccionado que tuvo entre sus filas a Tagliaferro; Higuain; Biglia; Mascherano y otros nombres que hoy deben estar pensando que será de su cercana vida futbolística. Y este martes, en el amistoso ante la Furia Roja no fue de la partida, como el viernes ante Italia en Manchester, Leonel Messi.

El descuento para la Argentina que hace décadas no logra pegar el grito de campeón fue por la ubicua testa de Otamendi

Una noche de festejo para Madrid. Una tarde de desconsuelo para muchos en el territorio de la Argentina.

“Con estos troncos –por la dureza de sus piernas- no llegamos a pasar la primera ronda en Rusia”, precisaba un grupo de hinchas argentinos, todos viviendo en España desde hace como mínimo dos décadas, al dejar las excelentes butacas del Wanda.

hinchasenelwanda.jp

Poco se puede añadir. Un papelón. Simplemente porque entrenan; juegan en diferentes ligas del Mundo –casi todos en el césped europeo- y cuando deben calzarse la camiseta de Argentina, no están a la altura de lo que deben hacer: jugar y jugar bien y reciben ingentes  ingresos que para la mayoría de los argentinos son una utopía.

 

 

 

Te puede interesar