“La madre de la Nación”, su deceso

Internacionales 02 de abril de 2018 Por
La activista y política sudafricana Winnie Madikizela Mandela falleció este lunes 02 de marzo a los 81 años, según informó su asistente personal
Ver galería stompie.jp
1 / 2 - stompie.jp

(BBCMundo.com – Johannesburg)  La ex esposa del primer presidente negro de la historia de Sudáfrica, Nelson Mandela, fue durante años y junto a su marido uno de los símbolos de la lucha contra el régimen de segregación racial conocido como apartheid.

Pero la pareja, a la que muchos recordarán por la famosa foto de febrero de 1990 en la que se les ve tomados de la mano luego de la liberación del ex mandatario, luego de 27 años de cárcel, terminó separándose dos años más tarde.

bothboth

Se divorciaron en 1996. Y la reputación de Winnie posteriormente se vio seriamente afectada por una serie de escándalos políticos y legales.

Pero Madikizela Mandela siempre conservó el apellido de su ex marido, con quien tuvo dos hijos.

"Falleció después de una larga enfermedad, que la tenía entrando y saliendo del hospital desde el inicio del año", informó el portavoz de la familia, Víctor Dlamini.

"Sucumbió pacíficamente en las primeras horas de la tarde del lunes rodeada por sus familiares y seres queridos".

Winnie Mandela nació en 1936 y ya se había formado como trabajadora social cuando conoció a Nelson Mandela, en la década de 1950.

La pareja estuvo casada durante 38 años, pero vivió separada la mayor parte de ese tiempo, aunque siempre mantuvieron contacto.

 

nacionmother

"La madre de la nación"

Mientras su esposo estaba en prisión, Winnie Mandela asumió un rol político cada vez más relevante, en parte debido a un constante acoso por parte de la policía de Sudáfrica.

Winnie Mandela se convirtió en un símbolo internacional de resistencia contra el apartheid y una referencia para las personas de raza negra que exigían su libertad.

Esta labor la llevó a que fuera llamada "La madre de la nación".

Su resistencia al acoso y su lucha contra el apartheid la llevaron a pasar varios periodos en prisión desde 1969, muchos de los cuales pasó en confinamiento solitario.

 

Un figura controvertida

Su imagen atrajo a varios activistas contrarios al apartheid, incluido un grupo de hombres que se convirtieron en su guardia personal.

Este grupo, que llegó a conocerse como el Mandela United Football Club, tuvo gran influencia sobre los jóvenes pero también generó controversia.

Luego de que algunos activistas fueran acusados de ser informantes de la policía, se extendió el uso de los "collares" sobre estos sospechosos.

Estos collares eran llantas de caucho llenas de petróleo a las que se le prendía fuego.

Esta práctica causó críticas incluso entre activistas contra el apartheid.

Winnie Mandela se convirtió en blanco de estas críticas cuando durante una manifestación afirmó: "con nuestras cajas de fósforos y nuestros collares liberaremos a nuestros país".

La polémica fue mayor cuando otro líder anti apartheid la acusó a ella y a su grupo de guardias de estar involucrados en el asesinato de Stompie Seipei, un militante de 14 años.

Winnie Mandela fue hallada culpable de secuestro y uno de sus guardaespaldas fue declarado culpable de asesinato.

Mandela negó las acusaciones y fue sentenciada a seis años en prisión, pero su pena fue reducida a una multa en una corte de apelaciones.

 

Divorcio y caída en desgracia

Nelson y Winnie Mandela se divorciaron en 1996, luego que éste la acusara de adulterio.

Ese mismo año, Nelson Mandela la relegó del cargo de viceministra de Artes y Cultura.

Winnie Mandela conservó su imagen de ser un apoyo para los más pobres, a pesar de que al mismo tiempo comenzó a ser conocida por un creciente estilo de vida lujoso.

En 1997, cuando fue a testificar ante la Comisión de Verdad y Reconciliación, llegó en una limosina Mercedes Benz, rodeada de guardaespaldas.

En esa audiencia, Winnie Mandela fue acusada de atacar a sus oponentes, ordenar el asesinato de Stompie y de estar involucrada en otros asesinatos.

Ella negó todas las acusaciones.

Luego, en 2003, un tribunal la declaró culpable de fraude y robo en relación con un escándalo de un préstamo bancario.

Este golpeó su carrera, pero aún gozaba de respecto en el Congreso Nacional Africano (ANC), el partido gobernante.

En 2007, Mandela fue nombrada integrante del cuerpo de toma de decisiones del ANC. Y en las elecciones generales de 2009, fue colocada en el quinto lugar de la lista de nominados del ANC para el parlamento, en una clara señal de que el entonces presidente Jacob Zuma la veía como un activo electoral.

Aunque Winnie Mandela siguió intentando ser el centro de atención política y en ocasiones acusó al gobierno de fallarle a los pobres, no volvió a mostrar un hambre de poder, lo que sugirió que su era, como la de muchos de su generación, había terminado.

 

 

Te puede interesar