El mercado confía en los demócratas

Internacionales 08 de noviembre de 2016 Por
Wall Street confía en la victoria de Hillary Clinton. Los tres índices de referencia del parqué neoyorquino –la bolsa de la Gran Manzana- registran el mayor rebote en dos días desde final de junio tras el Brexit
Ver galería centerleftcompleteright
1 / 2 - centerleftcompleteright

(www.enter-ate.com.ar – General Pico – New York)  Wall Street dio un nuevo empujón a sus tres índices de referencia en el día de las elecciones. El S&P 500, el selectivo que integra a las mayores compañías cotizadas, despidió la sesión del martes con un alza del 0,4%, que se sumó al 2,2% en la víspera. Es el mejor rendimiento en dos días desde el rebote que se produjo a final de junio por el Brexit. Todos los sectores del índice acabaron en verde.

La misma progresión se observó en el Dow Jones, que se apreció un 0,4%, y en el Nasdaq, que lo hizo un 0,5%. El cambio de percepción es notable entre los inversores. El S&P 500 venía de encadenar nueve jornadas consecutivas en negativo, en la secuencia más larga desde diciembre de 1980. Si lo que se toma como referencia es la evolución de la última semana, el alza es del 1,5%.

granmanzana

Las bolsas europeas tuvieron una jornada con movimientos muy cortos, a la espera de conocer el resultado de las elecciones. El Stoxx Europe 600 se apreció un 0,3%, tras hacerlo un 1,5% en la víspera de la jornada electoral. Aunque el sentimiento del mercado mejoró frente a la tensión que sufrió la semana pasada, durante toda la sesión dominó la cautela pese a que se apostaba por la victoria de Hillary Clinton.

Los estrategas de los bancos de inversión advierten que si gana Donald Trump, podría producirse de inmediato un desplome de entre el 10% y el 15%. Lo que está por ver es si la subida que acompañaría a la elección de la candidata demócrata está ya completada. Ahí entrará en juego cómo quede el reparto del poder en Washington. Wall Street espera que los republicanos mantengan la mayoría del Senado.

centerleftcompleteright

Los corredores bursátiles hicieron un esfuerzo por recuperar las pérdidas, aprovechando el sentimiento positivo. La preocupación latente, de hecho, es que no se produzca el consenso esperado. Cualquier desvío de una Casa Blanca controlada por los demócratas y con mayoría republicana en el Congreso será percibido negativamente por el mercado. Wall Street está cómoda con el status quo.

Clinton es la que representa la opción más estable para los mercados frente a la incertidumbre que genera Trump. Si la demócrata emerge como la ganadora de la contienda electoral, se reforzará en paralelo la posibilidad del alza de tipos de interés en la próxima reunión de diciembre y eso tendrá un efecto inmediato en el dólar. El euro trató durante toda la sesión mantener el nivel de los 1,10 dólares.

El dato –sin confirmar- sobre los porcentajes de votación indicaría que en New York se puede contabilizar algo más del 55 por ciento de los inscriptos.

En toda la Nación son más de 200 millones los habilitados para emitir el sufragio para elegir los electores que serán quienes conviertan, o a la demócrata Hillary Rodham Clinton o al republicano Donald Trump como el nuevo inquilino del Salón Oval en la Casa Blanca, en Washington.

Doscientos setenta es el número mágico para quien se consagre como el quincuagésimo octavo Jefe de Estado de una las potencias mundiales.

Te puede interesar