“Esta medida no es violatoria de ninguna conciliación obligatoria”, Roberto Baradel

Política 30 de julio de 2018 Por
El titular del Suteba, gremio de docentes de la provincia de Buenos Aires, descartó -este lunes 30 de julio- la versión de multas al marcar que la huelga se realiza en adhesión a la jornada de protesta que impulsa -para las jornadas del lunes 30 y el martes 31 de julio por la Confederación de los Trabajadores de la Educación de la República Argentina -CTERA- y apuntó que el objetivo del Gobierno nacional es “esconder que abandonaron las escuelas”
Ver galería cteramarchafederal
1 / 2 - cteramarchafederal

(www.enter-ate.com.ar – General Pico – La Plata – CABA)  En el marco de la jornada nacional de protesta convocada por Ctera, con paro en seis provincias - Chaco, Corrientes, Buenos Aires, Santa Cruz, Tierra del Fuego y Ciudad Autónoma de Buenos Aires-, el titular del Suteba, Roberto Baradel, descartó la versión deslizada desde sectores del oficialismo en torno a posibles multas hacia éste sindicato provincial por el hecho de llevar una medida de fuerza en medio de la conciliación obligatoria dictada por el gobierno de María Eugenia Vidal. “Estamos llevando adelante una medida nacional de Ctera. Lo que hoy sale en los diarios, la violación a la conciliación obligatoria, acatar o desacatar, nada de eso hay. Esta medida de fuerza de Ctera no es violatoria de ninguna conciliación obligatoria, porque no estuvo objetada, ni intimada ni estuvo cuestionada por las autoridades”, remarcó el dirigente gremial en conferencia de prensa este lunes 30 de julio por la mañana.

Junto a Baradel, se ubicaron dirigentes del sindicalismo de la educación, entre ellos Eduardo López, titular del gremio porteño del sector.

unaMarchaFederalDocente

Por su parte, López que es secretario Gremial de Ctera enumeró las razones de la jornada de protesta de la central nacional, al expresar: "Lamentablemente teníamos razón. Dijimos que sin paritarias no iba a haber más computadoras del Conectar Igualdad. No nos creyeron. Los funcionarios del Gobierno nos decían: 'ustedes discutan salarios, las computadoras las mandamos nosotros. No hay más computadoras en ninguna escuela del país porque las pedíamos en la paritaria nacional. No se entregan más libros que quedaban en las casas de los chicos del programa nacional de lectura que exigíamos en la paritaria nacional”.

Así las cosas, el frente de conflictos sigue en alza y este año 2018 es uno de lo más calientes de la última década en la democracia argentina que lleva ya 35 años de vigencia.

vidal

Te puede interesar