Post-verdad, la palabra del año sobre Trump y el Brexit

cultura 17 de noviembre de 2016 Por
La palabra del año que el Diccionario de Oxford selecciona siempre tiene implicaciones que atrajeron a la sociedad a lo largo del año. La dedicada al 2016 ya fue elegida, y se trata de post-verdad (post-truth). La decisión estuvo relacionada con Trump y el Brexit
Ver galería postverdadlapalabradelanosobretrumpyelbrexitRS
1 / 2 - postverdadlapalabradelanosobretrumpyelbrexitRS

(Fahrenheitmagazine.com – D. Federal – por Bethsabé Olguín)  Es un adjetivo referido a circunstancias en las que los hechos objetivos son menos influyentes en la opinión pública que las emociones y las creencias personales.

En la página oficial de este diccionario británico, se explica que el concepto post-verdad ha estado en uso desde la década pasada. Sin embargo, este año hubo un incremento de frecuencia de 2 mil por ciento frente al 2015.

dictionarypostthruth

Post-verdad se convirtió en una palabra importante para el discurso de los analistas políticos –sin que fuera necesario definirla en sus titulares– a raíz de la salida del Reino Unido de la Unión Europea y las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

De acuerdo con el Diccionario de Oxford, la palabra del año ha generado un impacto en la conciencia nacional e internacional por la presencia que ha adquirido. Algunos de los ejemplos que se citan son artículos de los diarios Independent y The Economist, y ambos se refieren a las elecciones estadounidenses. Trump es el principal exponente de la política de la post-verdad, se lee en El arte de la mentira.

brexitandtrump

De acuerdo con Oxford, el término se utilizó por primera vez por Steve Tesich en un artículo publicado en 1992 en la revista The Nation acerca de la primera Guerra del Golfo.

La lista de finalistas para elegir la palabra del año tuvo otras vinculadas con el contexto político actual como brexiteer, una persona que está a favor de que el Reino Unido se retire de la Unión Europea, o woke, alerta informal a la injusticia en la sociedad, especialmente el racismo.

En el 2015, por primera vez, la palabra del año no fue una palabra. El Diccionario de Oxford seleccionó un emoji de cara con lágrimas de alegría por considerar que reflejaba el ánimo y preocupaciones del año pasado.

Te puede interesar