Métodos para dormir bien

Mensana 15 de octubre de 2018 Por
Estoy exhausta. ¿Tú no?
undescanso
undescanso

(www.NYTimes.com – Manhattan – Penélope Green) Para un artículo sobre cómo Silicon Valley y otros innovadores han aceptado el reto de la falta de sueño (un mercado con un valor de 32 millones de dólares que alguna vez estuvo ocupado sobre todo por compañías farmacéuticas y fabricantes de colchones), probé algunos de los cientos de dispositivos, aplicaciones, podcasts y otras invenciones dedicadas a un buen descanso. Conforme estos inventos se hacen cada vez más elaborados, imbuidos por tecnologías aún más exóticas, están creando un trastorno en nuestras recámaras, y los expertos en sueño defienden un enfoque más simple. He aquí algunos de sus consejos (y uno o dos artilugios).

 

Que alguien te lea

“Sleep With Me” (Duérmete conmigo), un podcast muy famoso de Drew Ackerman, un bibliotecario de voz grave que relata cuentos para dormir extremadamente aburridos, tiene millones de seguidores, pero a mí me pone nerviosa. En el Media Lab del MIT, el investigador David Rose y sus colaboradores se toparon con grabaciones de cuentos folclóricos de Islandia que les parecen incomprensibles, por supuesto, y por lo tanto más calmantes y soporíficos.

 

Date un baño

Arianna Huffington, autora de La revolución del sueño: Transforma tu vida, noche tras noche, sugiere seguir los rituales para dormir que usábamos con nuestros hijos. “No solo ponías al bebé en la cama”, dice. “Había una transición. Un baño caliente facilita que te deshagas de tu día”.

 

 

Haz que tu recámara esté oscura, fría y en silencio

La solución más obvia. Sense es el aparato que debes tener contigo, una delicada esfera de policarbonato que mide la temperatura, la calidad del aire, la humedad y otros aspectos intangibles.

 

greensleep

Tápate con una cobija pesada

David Rose y sus colaboradores están investigando qué conforma un ambiente ideal para dormir. Para evocar la sensación de muchas cobijas en una noche fría, Rose recurrió a las cobijas con peso que se usan como terapia sensorial para los niños con autismo.

 

Agradece

Da las gracias a las distintas partes de tu cuerpo, empezando con tus pies. Nancy Rothstein, directora de los programas de Circadian Corporate Sleep y también conocida como la Embajadora del Sueño, enseña una receta para relajarse que mezcla la gratitud con la conciencia corporal y la respiración profunda. Por ejemplo: “Pies: estoy muy agradecida por todo lo que hicieron hoy. Nos llevaron a todos los lugares donde debíamos ir. Ahora pueden descansar”.

 

Deja tus dispositivos fuera de tu vista o en otra recámara

Si estás monitoreando tu sueño en tu teléfono, espera hasta la mañana para revisar tus estadísticas.

O haz lo que hace Rose del MIT. Él vive con una colección de muebles interactivos y objetos animados, como Alexa de Amazon y el asistente personal de Google, y Aura, un monitor de sueño y un reloj despertador que parece chimenea de barco y usa luz para regular la melatonina. Él y su familia a veces luchan con las distracciones de sus objetos encantados, como llama a sus dispositivos. Sus hijos hacen competir a Alexa con el asistente personal de Google, una batalla de robots. Y cuando Rose le lee Harry Potter a su hijo en la noche, a Alexa le da por reproducir el tema de las películas.

dormi

Sin embargo, hace poco Rose invitó a un nuevo invento a su apartamento para que vigile a los otros dispositivos: Circle, es un observador inalámbrico de toda la tecnología en la casa –los iPads de los niños, las guitarras conectadas al internet, los juguetes y el teléfono de Rose– que establece reglas para su uso, es decir, fija la hora de dormir de los robots, para que todos puedan hacerlo también.

Te puede interesar