Ha hecho historia

cultura 10 de enero de 2019 Por
El 10 de enero de 1929, hace exactamente 90 años, Tintín y su perro Milú aparecieron por primera vez, en las páginas del periódico católico belga "El Siglo XX"; más exactamente, en su suplemento infantil. En los primeros episodios, ambos se trasladaron a la Unión Soviética de Stalin, permanentemente vigilados por su temida policía secreta
Ver galería remiherge
1 / 2 - remiherge

(www.DW.com – Bruselas – Berlín) La historia siguió hasta mayo de 1930, y en seguida apareció en forma de libro bajo el título "Tintín en el país de los soviets". En cuanto al contenido, esa primera aventura de Tintín y Milú fue una forma de propaganda anticomunista, adaptada de manera emocionante para un público infantil y juvenil.

 

De viaje con amigos

El creador de Tintín, Georges Remi, mejor conocido como Hergé, escribió las historias más diversas a medida de sus héroes; desde tramas con crímenes hasta otras de tipo político, pasando por la ciencia ficción. Además del fiel amigo canino Milú, Hergé inventó muchos otros personajes como el colérico y notoriamente borracho capital Haddock, el genial, pero muy sordo profesor Tornasol, o los chapuceros detectives Hernández y Fernández.

 

Estereotipos coloniales

En 1931, el Congo Belga fue escenario de la segunda aventura de Tintín y Milú. Debido a que la versión original incluía estereotipos colonialistas y racistas, países como Bélgica, Suecia y Estados Unidos (posteriormente) amagaron con prohibir el libro. Hergé adaptó sus historias. Su fascinación por otras culturas y viejas civilizaciones se mantuvo. Durante sus estudios en Bruselas, el autor conoció al artista chino Zhang Chongren, quien le ayudó a representar a su país en "El loto azul", de 1934.

 

Acusaciones de colaborar con los nazis

A finales de los años treinta, las historias de Hergé fueron dotadas de una crítica más o menos sutil a los regímenes fascistas en Europa. En "El cetro de Ottokar", Tintín viaja a un país imaginario en el este de Europa, llamado Syldavia. Ahí lucha contra el bellaco Mustler (nombre compuesto por los apellidos de los dictadores Mussolini y Hitler), quien quiere anexarse uno de sus países vecinos.

Cuando la Wehrmacht alemana invadió Bélgica en 1940, las fuerzas de ocupación cerraron el periódico en el que publicaba Hergé. El caricaturista se adaptó y se cambió a "Le Soir", un órgano de propaganda de los nazis. Tras la liberación de Bélgica, en septiembre de 1944, ese periódico fue cerrado y sus trabajadores fueron acusados de colaborar con la ocupación. Hergé fue detenido varias veces, y fue condenado a una prohibición de dos años para publicar.

 

atcongo

Tintín y Milú en la pantalla grande

En la posguerra aparecieron numerosas adaptaciones de las historias de Tintín al teatro y la televisión, así como algunas versiones fílmicas, de las cuales cinco fueron estrenadas aún en vida de Hergé.

El autor murió en 1983. Él había manifestado el deseo de que nadie más dibujara a Tintín y Milú, y que con su muerte terminaran las aventuras de sus personajes. En total, fueron publicadas 24 aventuras de Tintín y Milú, la última de ellas de manera póstuma, en 1986.

En el papel, se acababa así la trayectoria del dúo. Pero en 2011, el director Steven Spielberg los hizo resucitar con un filme animado en 3D: "Las aventuras de Tintín y Milú – El secreto del unicornio". Según Spielberg, se trabaja ya en una secuela dirigida por el director neozelandés Peter Jackson. Tintín y Milú seguirán fascinando así a generaciones de sus aficionados.

Te puede interesar