Suenan alarmas

Economía 12 de febrero de 2019 Por
Una de cada tres industrias pymes despidió –en la Argentina- a trabajadores en el último trimestre del 2018
desocupados
desocupados

(www.Enac.org.ar – CABA) Es por el bajo y sostenido nivel de la capacidad industrial utilizada (CIU). Seis de cada diez industrias pymes operan a la mitad o menos de su capacidad productiva, la CIU ENAC –Empresarios Nacionales para el Desarrollo  Argentino- se redujo en 2 puntos, pasó del 54 por ciento al 52 por ciento.

La información surge del relevamiento que realiza la Asociación de Empresarios Nacionales como resultado del informe del segundo trimestre del 2018. En dicha oportunidad se relevaron 574 emprendimientos de 20 provincias pero principalmente de la región AMBA (76 por ciento del total).

La Encuesta de Expectativas Económicas tiene como objetivo determinar variables cualitativas y cuantitativas de las unidades productivas que dependen fundamentalmente del mercado interno (profesionales, cooperativas, empresas recuperadas, pequeñas, medianas y grandes empresas) además de conocer la expectativas de los empresarios nacionales al respecto de la marcha de la economía real de la Argentina.

Según el INDEC la Capacidad Industrial Utilizada (CIU INDEC) para el cuarto trimestre del 2018 fue en Octubre, 64,8 por ciento y en Noviembre de un 63,3 por ciento que al igual que el indicador EMI mide solo a grandes empresas.

Sobre el nivel de actividad de las empresas industriales pymes consultadas, que emplean entre 5 y 500 trabajadores, en promedio están al 52 por ciento de su capacidad utilizada, más de 10 puntos de diferencia que el promedio que el INDEC midió para el mismo trimestre (63 por ciento) y que es sobre grandes empresas fabriles, las únicas que evalúa y un punto menos respecto del primer trimestre del 2018.

encuestapyme

Así mismo 6 de cada 10 empresas industriales pymes se encuentran a menos del 50 por ciento de su capacidad industrial utilizada.

En este sentido un 31,68 por ciento de las empresas industriales pymes despidieron trabajadores, un 29,7 por ciento ha indicado que suspendió y solo un 6 por ciento ha incorporado trabajadores.

El 65 por ciento de las empresas redujo horas extras o turnos de producción producto de la crisis, y posterior recesión. Tanto el aumento sostenido de tarifas, la caída del consumo como una dictadura financiera que impide el acceso a crédito razonable para las pymes desincentivan a la producción industrial. El nivel sostenido a bajos niveles de producción finalmente conduce al cierre de empresas, estadío en el que se encuentran, al menos, 1 de cada 4 industrias pymes.

Te puede interesar