Se vaticina un empeoramiento

Violencia 25 de marzo de 2019 Por
En este lunes 25 de marzo, el Observatorio Ciudadano para la Institucionalización de la Democracia (OCID) advirtió acerca de un empeoramiento de la crisis en Haití, y llamó la atención acerca de la situación política que eclipsa los verdaderos problemas
seagudiza
seagudiza

(www.Enter-ate.com.ar – General Pico – Puerto Príncipe) Según la organización no gubernamental, no se está dando prioridad a las medidas anunciadas por el poder ejecutivo con el objetivo de fortalecer la credibilidad de las instituciones anticorrupción, así como no se ha ofrecido una respuesta rápida a la difícil situación de las poblaciones vulnerables y el alto costo de la vida.

Indicó que aún el presupuesto nacional 2018-2019 no se ha presentado ante el Parlamento, mientras los actores políticos ponen toda su energía “en los procedimientos de interpelación del primer ministro en ambas cámaras”, lamentó el OCID en un comunicado.

haitxprotestascompressor

El texto alertó sobre la fuerte polarización de la sociedad haitiana, y deploró la incapacidad de los líderes para entablar un diálogo creíble, que conduzca al consenso mínimo necesario para el deshielo de la crisis política y la toma de medidas que solventen los problemas estructurales de la nación.

OCID señaló además la multiplicación de la inseguridad en el territorio nacional, y denunció la falta de disposiciones enérgicas y sostenidas para tranquilizar a la población, “que padece de una verdadera psicosis de miedo”, aunque espera los resultados de la recién instalada Comisión de Desarme y Reintegración.

De igual manera, sugirió hacer un balance de las iniciativas de diálogo nacional emprendidas por los líderes del país, y teniendo en cuenta las críticas y propuestas formuladas por diversos sectores, poner en marcha finalmente un proceso capaz de tranquilizar al mayor número posible de actores políticos y de la sociedad civil.

cfrisispp

La organización, que reúne a varias agrupaciones de la sociedad civil de Haití, también propuso poner fin a las controversias políticas entre funcionarios e instituciones estatales, y alegó que solo dañan la imagen de los organismos y debilitan aún más a un Estado “ya frágil y perturbado”.

 

Te puede interesar