Alan García, su suicidio

Sociedad 17 de abril de 2019 Por
Alan García, el ex Jefe de Estado del Perú falleció este miércoles 17 de abril en un hospital limeño tras dispararse un tiro en la cabeza cuando iba a ser detenido por la Policía por supuestos delitos de corrupción vinculados al caso Odebrecht
casagobiernoperulima
casagobiernoperulima

(www.Enter-ate.com.ar –General Pico – Lima) A pesar de que el ex mandatario fue inmediatamente trasladado al hospital Casimiro Ulloa, en el distrito limeño de Miraflores, donde fue intervenido quirúrgicamente, los facultativos no pudieron salvarle la vida.

Mauricio Mulder, congresista y amigo de Alan García, dio a conocer la noticia del fallecimiento de García junto a otros militantes del Partido Aprista.

persecucion

"Debemos decir que el presidente García ha dejado de existir hace algunos minutos. Para nosotros los apristas, que somos su familia, [lo que ha hecho] es un acto de dignidad y de honor frente a una persecución fascista", afirmó Mulder ante los medios, a las afueras del hospital donde era atendido García.

Posteriormente, el Ministerio de Salud de Perú emitió un comunicado oficial sobre la muerte de Alan García, en el cual se detalla que "su deceso fue producto de una hemorragia cerebral masiva por proyectil de arma de fuego y paro cardio-respiratorio".

Tras la trágica decisión de quitarse la vida, se conocieron las primeras reacciones al respecto

Por su parte, el presidente de Perú, Martín Vizcarra, lamentaba el deceso de García, a través de su cuenta de Twitter. "Consternado por el fallecimiento del ex presidente Alan García. Envío mis condolencias a su familia y seres queridos", escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

presidentevizcarra

El abogado de Alan García, Erasmo Reyna, también lamentó la pérdida a través de las redes sociales, haciendo referencia a que el ex presidente ya "está junto" a su mentor, Víctor Raúl Haya de la Torre, líder histórico del Partido Aprista Peruano.

 

“!ALAN NO HA MUERTO, ESTA JUNTO A HAYA!!

En el dolor, hermanos!!”

 

"La partida del ex presidente Alan García es un hecho que nos debe llevar a la reflexión a todos los peruanos. Mis condolencias a los familiares del ex presidente y a los simpatizantes y militantes del Partido Aprista", escribió Daniel Salaverry, presidente del Congreso peruano, que también ordenó poner la bandera nacional a media asta como homenaje al ex mandatario.

 

“La partida del ex presidente Alan García es un hecho que nos debe llevar a la reflexión a todos los peruanos. Mis condolencias a los familiares del ex presidente y a los simpatizantes y militantes del Partido Aprista”.

La presidenta del Partido Fuerza Popular, Keiko Fujimori, o el presidente del Consejo de Ministros del Perú, Salvador del Solar, fueron algunos de los políticos que externaron sus condolencias.

 

Keiko Fujimori expresó

Con mucha tristeza recibo la noticia de la trágica partida del ex presidente Alan García Pérez. Mis más sentidas condolencias a la familia y a los miembros del Partido Aprista Peruano. Elevo mis oraciones por él y sus seres queridos.

 

Salvador del Solar, dijo

“Mis condolencias, en estos momentos de dolor, a los familiares del ex presidente Alan García, a sus seres queridos y a los militantes del Partido Aprista Peruano”.

 

También el ex presidente Ollanta Humala, quien se encuentra en prisión domiciliaria por el caso Odebrecht, se manifestó por la muerte de García.

 

“Mi familia y yo lamentamos el fallecimiento del ex presidente Alan García Pérez. Respetemos el dolor de sus seres queridos”.

 

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, también expresó sus condolencias, mientras que el ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, señaló que "García fue perseguido injustamente" y "su suicidio es en realidad un asesinato".

 

“Lamento profundamente la trágica muerte del ex Presidente de Perú Alan García. Me tocó interactuar mucho con él, no sólo cuando ejercimos simultáneamente la presidencia, sino  también antes y después. Que Dios acoja su alma. Mis pensamientos y oraciones están con su familia”

 

Rafael Correa precisó:

“Si Alan García fue perseguido injustamente, su suicidio es en realidad un asesinato.

¡Ya basta de tanto abuso!

Que su sacrificio sirva para entender que la lucha política tiene límites. Que no se puede jugar con honra y libertad de las personas.

Un abrazo solidario a su familia”.

ccorreasobresuicidioalangarcia

 

García intentó suicidarse cuando varios agentes de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad se presentaron en su domicilio para detenerlo, en un operativo vinculado a investigaciones por un supuesto caso de corrupción.

En concreto, el ex presidente estaba siendo investigado por unos supuestos sobornos pagados por la empresa brasileña Odebrecht, que habría estado interesada en obtener un contrato de construcción de una línea de metro en Lima, durante el segundo mandato presidencial de García.

 

Dos mandatos a la sombra de la corrupción

Alan García que había nacido Lima –la capital  peruana en el año  1949-, abogado y político del Partido Aprista Peruano, fue presidente de Perú entre 1985 y 1990, y también entre de 2006 a 2011.

Su primer mandato estuvo marcado por la peor crisis económica en la historia del país, que se vio fuertemente afectado por la inflación. Durante esos años,​ el recrudecimiento del terrorismo practicado por la organización Sendero Luminoso y diversos casos de corrupción que involucraban a varios políticos cercanos a la Presidencia provocaron un gran descontento social. Fue sucedido en el cargo en 1990 por Alberto Fujimori.

Dos años más tarde fue procesado por actividades financieras ilegales y acusado de otros presuntos delitos de corrupción y enriquecimiento ilegal. Tras el célebre 'autogolpe' con el que Fujimori disolvió el Congreso peruano en 1992, García fue perseguido y se exilió durante ocho años. Estuvo en Colombia y en París, Francia. En 2001 regresó a Perú y se presentó de nuevo a las elecciones generales, pero quedó segundo en la votación: fue vencido por Alejandro Toledo.

Su segundo gobierno se cristalizó  tras ganar las elecciones generales de 2006, y se caracterizó por su énfasis en la recuperación económica y en el restablecimiento de la política exterior, con especial atención a las relaciones diplomáticas. Sin embargo, también se vio ensombrecido por casos de corrupción como el mencionado 'Odebrecht', por el que iba a ser detenido en el momento en que se disparó.

Te puede interesar