Creman restos de ex Presidente suicida y sigue polémica en Perú

Internacionales 19 de abril de 2019 Por
Los restos del ex presidente peruano Alan García fueron cremados en la jornada de este viernes 19 de abril, mientras persiste la polémica sobre su suicidio y el intento de sus seguidores de presentarlo como un acto casi heroico, lo que rechazó hasta un cardenal católico
casagobiernoperulima
casagobiernoperulima

(www.Prensa-Latina.cu -  Lima – por Manuel Robles Sosa) El féretro con los restos del ex gobernante fue paseado en hombros por miles de sus seguidores por el centro de Lima hasta la plaza San Martín -como según fuentes de prensa había dispuesto el suicida- y de allí en un carro fúnebre hasta un cementerio privado, para la cremación.

Tras el cierre de tres días de exequias, quedó en pie la discusión entre quienes ensalzan su suicidio y quienes consideran que tomó la trágica decisión para eludir a la justicia, que estaba a punto de apresarlo, en vez de afrontarla y defender la inocencia que alegó inclusive en una carta póstuma.

Dirigentes del Partido Aprista, de García, dijeron en el homenaje final que le tributó la agrupación, que García se mató en un acto digno pues prefirió la muerte antes de verse humillado, como sostuvo en su carta, y alguno de ellos comparó su suicidio con el sacrificio de Cristo.

sesuicidó

Sin embargo, el cardenal católico Pedro Barreto cuestionó esos criterios y dijo que García no fue “ni valiente ni víctima” al terminar con sus días.

“He escuchado en algunos que Alan García fue un cobarde al suicidarse, otros dicen que fue valiente. Esto no lo podemos aceptar. Tampoco podemos decir que es víctima del sistema de justicia. Eso es victimizar a Alan García y tampoco podemos ponerlo como héroe”, manifestó la autoridad religiosa.

Se declaró indignado por la afirmación del parlamentario aprista Mauricio Mulder, de que García realizó “un acto de honor y dignidad”. “¿De qué dignidad estamos hablando?, ¿qué ejemplo estamos dando al país? Creo que tenemos que cerrar filas para que siga adelante este proceso de lucha contra la corrupción”, dijo Barreto, frente a afirmaciones conservadoras de que ese combate se detenga tras el trágico final de García.

Barreto insistió en que no se puede victimizar al ex gobernante ni considerarlo un héroe, pues “simplemente es una persona por la cual pido a Dios que tenga misericordia”.

También genera controversia la actitud de dirigentes apristas que culpan a los fiscales y jueces anticorrupción de la muerte de su líder por haberlo perseguido, sostienen, durante casi tres décadas.

Así se refieren a las denuncias de corrupción que García arrastraba desde su primer gobierno (1985-90), de las que se libró por prescripción, y su última administración (2006-11), también bloqueadas por decisiones judiciales.

 

 

Te puede interesar