Decreto cuestionado

Política 02 de diciembre de 2016 Por
El diputado radical Mario Negri cuestionó el decreto que incluyó en el blanqueo a familiares de funcionarios del gobierno de Cambiemos
Ver galería buenarunfla
1 / 2 - buenarunfla

(diputados.ucr.org.ar – CABA)  “Creo inconveniente cualquier forma de incluir a las personas que están exceptuadas en la ley de blanqueo de capitales”, manifestó –en la jornada del jueves 1 de diciembre- en la red social Twitter el diputado nacional Mario Negri, presidente del bloque de la UCR y del interbloque Cambiemos, un día después de que el Ejecutivo conducido por Mauricio Macri puso en marcha un decreto irritativo.

negricuestionando

Para enriquecer su opinión, el cordobés Negri sentenció: “Las características de la norma –el decreto 1206 de este año- resultan incompatibles con una interpretación expansiva del universo de beneficiarios”.

Ya desde todo el arco opositor, tanto el parlamentario como el extra parlamentario se le ha dado nombre y apellido al decreto de marras: Franco Macri, el padre del actual inquilino de la Casa de Gobierno, que hace días se hizo cargo de toda la responsabilidad inherente a los llamados "Panamá Papers". 

Estos son los argumentos aportados por el jefe de la bancada oficialista en la Cámara Baja:

El decreto 1206/16 es, como indica su propio texto, un decreto reglamentario dictado en los términos del art. 99 inc. 2 de la Constitución Nacional. De allí que no pueda modificar sustancialmente la ley que viene a reglamentar; límite que impone expresamente el inciso constitucional citado: “…cuidando de no alterar su espíritu con excepciones reglamentarias”.

En cuanto a los sujetos excluidos, la ley es clara y categórica. Podrá objetarse la conveniencia del criterio seguido por el legislador, pero ello de ningún modo autoriza al Poder Ejecutivo a introducir modificaciones sustanciales a la norma.

El Régimen de Sinceramiento Fiscal –léase blanqueo- supone un beneficio excepcional que en alguna medida afecta la igualdad entre los contribuyentes cumplidores y aquellos que no lo han sido. Las características de la norma resultan incompatibles con una interpretación expansiva del universo de beneficiarios.

decretofrancom

Es cierto que la Corte Suprema no siempre ha seguido un criterio de interpretación restrictivo en materia de beneficios tributarios, pero en los casos en que ha admitido que la reglamentación se aparte de lo previsto estrictamente en la letra de la ley, lo hizo bajo condición de que ese desapego respete la voluntad legislativa y la coherencia del ordenamiento jurídico.

En definitiva, “las exenciones impositivas deben resultar de la letra de la ley, la indudable intención del legislador o de la necesaria implicancia de las normas que las establecen. Fuera de estos supuestos, corresponde la interpretación estricta de las cláusulas respectivas” (Fallos 283:61).

En este caso, no se advierte que el decreto 1206/16 responda a estas pautas. Los argumentos brindados en los considerandos del decreto son genéricos y no indican, concretamente, de qué modo la medida propende a la consecución de los objetivos de la ley.

La jurisprudencia de la Corte Suprema es conteste en señalar que la primera fuente de interpretación de la ley es su texto (Fallos 120:372; 200:165; 325:1922). Si bien no se trata de una regla absoluta, la utilización de otro método hermenéutico exige que la lectura literal de la norma conduzca a resultados disvaliosos o irrazonables; circunstancia que no se verifica en el caso.

buenarunfla

En otro plano, el límite que se fija para el ingreso al régimen de los parientes (bienes anteriores a que el funcionario asumiera el cargo), parece difícil de controlar en la práctica.

 

 

Te puede interesar

Te puede interesar