Hotel sepultado

Internacionales 19 de enero de 2017 Por
El día posterior a los terremotos que afectaron a la capital de Italia, Roma, este jueves 19 de enero una avalancha de nieve sepultó literalmente al Hotel Rigopiano ubicado en Farindola, una localidad de la región central de Abruzzo
Ver galería bellabellafarindola
1 / 3 - bellabellafarindola

(www.enter-ate.com.ar – Gral. Pico – Pescara)  Cuando Antonio Crocetta, uno de los jefes del servicio de socorristas llegó al hotel predijo lo peor: “Hay muchos muertos”. De hecho, el hotel –alta gama en el cual se hospedaban dos decenas de turistas- quedó destruido por completo como resultado del alud e incluso una parte de sus instalaciones sufrieron un desplazamiento de casi diez metros a consecuencia de la fuerza de la nieve.

avalanchadentrohotel

"Llamamos, pero nadie responde", han declarado los miembros de los equipos de rescate enviados a Farindola, una de las localidades de la región que produce todo tipo de quesos. A su llegada se encontraron con una trágica imagen, "mezcla de terremoto y avalancha", según indicó un portavoz. En el perfil de Twitter del Cuerpo de Bomberos italiano se explica que finalmente tras horas de ascenso se ha conseguido llegar al hotel con unidades caninas, "pero por el momento no hay señales de los desaparecidos".

pecorinodifarindola

Según la información suministrada a la gente de prensa del diario Corriere della Sera, pudieron rescatar tres cuerpos pero “se torna harto difícil la tarea porque la nieve lo cubrió todo”, precisa Donato, uno se los miembros del equipo de rescatistas.

Dos supervivientes, de nacionalidad italiana: Giampiero Parete y Fabio Salzetta al percatarse del alud se refugiaron en un auto estacionado al frente del hotel que también fue arrastrado por la nieve.

Por las redes sociales, en especial twitter y por WhatsApp un buen número de clientes demandaron socorro dando el panorama del momento: "Ayuda, ayuda, estamos muriendo de frío", decía uno de los mensajes que recibió el servicio de emergencia.

Los datos acerca de la magnitud de la tragedia son escasos, ya que se intuye que algunos pasajeros dejaron el hotel previo a la avalancha pero tampoco se sabe a ciencia cierta si esos clientes consiguieron refugiarse en otro lugar.

A fin de entender la dimensión de los hechos sólo es preciso indicar que sólo el sector de la pileta de natación –la piscina- quedó al descubierto, el resto de este hotel de cuatro estrellas, un hermoso edificio típico de la zona montañosa de tres pisos y con balneario es historia, todo ha desaparecido.

preavalancha

Una tragedia que se suma a la que en agosto del 2016 vapuleó a la localidad de Amatrice. Allí el sismo –de 5 grados en la escala de Richter- se cobró más de 300 vidas.

Te puede interesar