Barcelona, programa municipal de acogida a refugiados

Internacionales 14 de febrero de 2017 Por
El Ayuntamiento de Barcelona –la Intendencia- consolida el primer programa municipal de acogida de refugiados
Ver galería saiercentre
1 / 2 - saiercentre

(Pressenza.com – Barcelona)  El programa municipal “Nausica” de atención integral de personas refugiadas llegará a las 81 plazas este mes de febrero. Casi un año y medio después de declararse “Ciudad refugio”, Barcelona logra la cifra récord de personas refugiadas atendidas por el SAIER (Servicio de Atención a Inmigrantes, Emigrantes y Refugiados), registrando un 86% más de peticiones en enero de 2017. El Instituto Barcelona Deportes pondrá a disposición de los solicitantes de asilo cien plazas de acceso gratuito.

saiercentre

El Ayuntamiento de Barcelona ha consolidado, en 4 meses, el programa Nausica de atención integral de personas refugiadas, el primer plan de acogida de solicitantes de asilo que se implementa directamente desde una administración local en España. Antes de finales de febrero, este recurso abrirá 34 nuevas plazas, que se añadirán a las 47 que se abrieron en el mes de octubre, llegando a las 81 plazas. El objetivo es llegar al centenar de plazas a finales de año.

Este programa ofrece un servicio de vivienda temporal y un seguimiento social integral con el objetivo de que los usuarios logren el grado de autonomía necesaria para vivir en el país con sus propios recursos. Seis entidades del tercer sector especializadas en el ámbito de la inmigración y del refugio gestionan este programa municipal, dotado con 1,13 millones de euros.

Bajo el paraguas del Plan Barcelona “Ciudad Refugio” del Ayuntamiento de Barcelona, las entidades ofrecen a los usuarios la atención especializada que necesitan, trabajando diferentes aspectos de su integración social, laboral y lingüística. La intervención social que se realiza desde el programa “Nausica” es una atención integral, diversa y compleja, ajustada a las diferentes circunstancias en que se encuentran los solicitantes de asilo en Barcelona.

ayuntamientobarcelonasantjaume

Se ofrece al usuario un plan de trabajo global que implica a la persona de forma individual o a toda la familia. Un recurso puente como este programa permite, para algunos de los perfiles de usuarios, no tener que hacer uso de los recursos de atención social municipales, y para otros perfiles más vulnerables, poderlo hacer de manera adecuada y habiendo trabajado previamente aspectos de forma específica, un hecho que facilitará la posterior atención social que corresponda.

A día de hoy, las personas acogidas en estos pisos son de hasta diez nacionalidades diferentes. La más numerosa es la ucraniana (11 personas), seguida por la siria (6). De las 34 plazas pendientes de abrirse próximamente, 30 corresponden a pisos que se han conveniado con el Patronato Municipal de la Vivienda y el resto, 4 plazas, corresponden a una vivienda de una entidad.

Las entidades que participan en el programa “Nausica” son: Acathi, ACCEM, Benallar, CEAR, Metido e Iniciativas Solidarias. Acathi es la Asociación Catalana por la Integración de Homosexuales, Bisexuales, Transexuales Inmigrantes y gestionará 8 plazas del programa destinadas a personas refugiadas del colectivo LGTBI.

Esta es una nueva especificidad que se incorporará en el programa, dirigida a atender aquellas personas refugiadas del colectivo LGTBI que, por sus circunstancias, requieren de una atención individualizada específica. Este dispositivo supondrá una innovación social en las estrategias de intervención que se han desarrollado hasta ahora, situando Barcelona en vanguardia con estos recursos y especialmente en el tema LGT, como en otras ciudades como Berlín.

 

Programa Nausica, cómo funciona

El Estado español es la administración competente para atender los solicitantes de asilo que llegan aquí y para lo cual recibe financiación europea. Este programa estatal ofrece vivienda y manutención durante seis meses, un periodo que se puede prorrogar 12, 18 o 24 meses en función de la situación en que se encuentre la persona y el nivel de autonomía logrado.

La realidad es que muchas de las personas solicitantes de asilo, cuando finalizan el programa estatal, no tienen la autonomía necesaria para poder vivir por su cuenta. Además, un gran número de estas son excluidas del programa estatal porque se trata de un sistema muy rígido: movilidad geográfica obligada exigida, corta temporalidad, alto índice de denegaciones, etc…

Desde la dirección de Inmigración del Ayuntamiento de Barcelona, responsable del Servicio de Atención al Inmigrante, Emigrando y Refugiado (SAIER), se ha comprobado que estos sistema provoca en algunos casos una agravación de las situaciones de vulnerabilidad exponiendo a las personas o núcleos familiares a situaciones de mucha precariedad y de exclusión social.

Ante esta situación, el Ayuntamiento de Barcelona ha abierto su propio programa, puesto que la especificidad de la atención que requieren estas personas –en el ámbito de la documentación, por la dificultad idiomática, por la no vinculación a un territorio, por los problemas derivados tanto de las situaciones en el país de origen como por el viaje de fuga, inserción laboral, y otros aspectos bio-psico-sociales…- hace que la atención desde los servicios municipales normalizados sea muy compleja.

El programa Nausica tiene la vocación de ser un recurso puente para mejorar los procesos de los solicitantes de asilo. La estancia de los usuarios de Nausica en pisos dura 6 meses. En casos excepcionales de extrema vulnerabilidad, se podrán beneficiar de dos prórrogas de 3 meses. En todos los casos se trata de un recurso de estancia temporal limitada. Para acceder, los usuarios de Nausica tienen que cumplir estos requisitos:

  1. Haber presentado solicitud de asilo o que esté admitida a trámite.
  2. Persona o unidad familiar en situación de vulnerabilidad o riesgo de exclusión social que requiere de este recurso como paso previo para su autonomía.
  3. Existencia de un vínculo con la ciudad de Barcelona: social, formativa, familiar, de cariz sanitario o con la entidad conveniada con el programa Estatal.
  4. La persona o unidad familiar tiene que tener menos de 5 años al Estado español.

Además, se valorará la situación de vulnerabilidad por estos condicionantes:

– Familias con menores a cargo.

– Familias monoparentales.

– Estar embarazada.

– Sufrir enfermedad grave física y/o trastorno/enfermedad mental: adjuntar valoración psicológica/psiquiátrica.

– Personas grandes.

– Personas con algún tipo de discapacitado.

– Detección de posibles situaciones de violencia de género.

– Personas que hayan sufrido algún tipo de discriminación por orientación sexual, hayan sufrido torturas, violaciones u otras formas graves de violencia psicológica, física y/o sexual.

Al margen de Pla Nausica, el SAIER ha ofrecido alojamiento temporal a 191 solicitantes de asilo, fundamentalmente familias con menores, en pensiones y hoteles. Son básicamente personas desplazadas otras provincias del Estado español. Este servicio ha tenido un coste de 320.000 euros. Así mismo, el SAIER también cuenta con otros servicios de atención, como el psicológico, que ofrecen entidades colaboradores como Cáritas, Hijas de la Caridad y la Fundación Exil.

 

refugees

Acceso a los equipamientos deportivos

El Ayuntamiento de Barcelona, a través del Instituto Municipal de Deportes (IBE), pondrá a disposición de las personas solicitantes de asilo el acceso gratuito a los equipamientos deportivos durante los meses (6 meses prorrogables a 9) en qué estos se encuentran en la primera fase del programa estatal de acogida. Esta posibilidad se activa después de la demanda que han realizado las entidades adheridas a Asil.cat al consistorio, que han constatado los beneficios de la práctica deportiva con la integración social de estas personas a raíz de una primera experiencia desarrollada en colaboración con la UFEC.

Este vínculo con el equipamiento público facilitará que estas personas empiecen a hacer uso de recursos existentes en el territorio, participando de actividades normalizadas y que pueden resultar una plataforma para el conocimiento del entorno. Además, tendrán la posibilidad de integrar el deporte como rutina y como una alternativa de ocio saludable. A la vez, se busca usar el deporte como herramienta terapéutica para personas que han vivido un proceso migratorio difícil por su condición de refugiados. El IBE pondrá a disposición 100 plazas para este colectivo.

 

protestaambasciata

Récord de atenciones a refugiados al SAIER

Barcelona logró, este mes de enero pasado, el récord de personas atendidas en relación a la solicitud de asilo al Servicio de Atención a Inmigrantes, Emigrantes y Refugiados (SAIER). En concreto, en enero de 2017 se atendió un total de 566 personas, un 85% más que al 2016. En el año 2016 ya se había notado un gran incremento de atenciones a personas refugiadas en el SAIER. Si en el 2015 se atendió 1.374 personas, en el 2016 se atendieron 2.292, lo que supone un incremento del 67%. En relación a menores de edad, el incremento fue del 46% respecto de 2015: de 250 menores atendidos a 364.

Estos datos certifican que la ciudad continúa recibiendo un flujo creciente de personas solicitantes de asilo que llegan por suyos propios medios. Se ha detectado desde los servicios municipales que muchas de ellas, una vez finalizada la participación del programa de acogida en otra provincia, o vuelven a Barcelona por vínculos sociales o familiares, o por la percepción de más facilidad para encontrar trabajo.

El SAIER realizó, en 2016, un total de 10.910 actividades diferentes relacionadas con los refugiados, 27% más de lo registrado en 2015, con un total de 8.603 gestiones. Los perfiles de los solicitantes de asilo en Barcelona son muy diversos en cuanto a procedencias, por las causas que han motivado la petición de asilo, el nivel de estudios, el trayecto hasta llegar a Barcelona, capacidades individuales, situación familiar, etc…

Te puede interesar

Te puede interesar