DE REGRESO

Nacionales 10 de octubre de 2016 Por
En estas 5 largas semanas de haber estado off line –producto del hackeo que me realizaron a mi portal enter-ate.com- mucho ha sucedido en este mundo convulsionado, marrullero como ha escrito Joan Manuel Serrat. Pero como todo tiene una vía de solución, vuelvo a estar on line y no exteriorizaré una pizca de enojo a quien o quienes bombardearon a mi portal

(www.enter-ate.com.ar – General Pico – por Alberto Bastia *) A la hora de listar los acontecimientos que marcaron hitos en la Argentina y el mundo siempre se hace un tamiz porque sería una larga enumeración y en esa tarea alguno se me habría difuminado.

A los efectos de hacer un bosquejo de ello, desde el 24 de agosto –fecha del fuera de servicio del portal de noticias- en la Argentina se cristalizó la audiencia pública por el incremento abusivo en las tarifas de gas por redes. Se llevó a cabo la Marcha Federal de decenas de organizaciones sociales y de las dos Centrales de los Trabajadores de la Argentina –una por kirchnerista y la otra con un cristal independiente-; el Presidente de la Nación, Mauricio Macri inauguró el Davosito –así se llamó a la reunión de 48 horas que tuvo lugar en la capital de la Argentina- con la presencia de miles de empresarios del orbe. Allí se reiteró la necesidad de la llegada de capitales que inviertan en el país “para generar miles de puestos de trabajo y así darle un cambio de paradigma a la caída en el empleo genuino durante la gestión del kirchnerismo”, según lo oído en los pasillos del Centro Cultural Néstor Kirchner, sede del encuentro.

Se observaron algunos movimientos a la baja –mínima en algunos de los productos de la canasta de compras- todo por una mengua en las ventas y un cuidado superlativo por parte de los consumidores, o sea de nosotros.

La crispación social en la Argentina, latente desde hace semanas, tiene sus movimientos de serrucho, unas veces sube, otras a la baja. Casi como en el mercado bursátil.

En el mundo, la violencia fundamentalista –de uno y de otro extremo de la mesa- no cesó. Como tampoco mermaron los bombardeos de la coalición de la Organización del Tratado del Atlántico Norte –OTAN- a objetivos civiles que para la mirada de la OTAN son “objetivos militares maquillados y disfrazados de ciudades y objetivos civiles”,  escenario que sigue teniendo a Siria como el tambor que estalla una y otra vez.

En Francia las multitudinarias marchas repudiando cambios en las relaciones laborales se incrementaron.  España todavía no ha logrado que Mariano Rajoy –el vencedor en los últimos comicios- el factotum del Partido Popular pueda ser investido una vez más al frente del Estado de la península. Los socialistas españoles se han fracturado, al menos no para ser enyesados pero con crujientes observaciones.  El gobierno izquierdista griego apeló a la receta neo liberal de la privatización dándole una vuelta de tuerca –otra más- a la economía de la tierra de la génesis de la democracia.

En el continente americano, en su punta norte, el primer debate entre el candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump y la ex senadora por el partido Demócrata, Hilary Rodham Clinton dejó ciertos claroscuros que los analistas consultados estiman que en el próximo frente a frente se irán dilucidando. Para la elección del próximo inquilino de la Casa Blanca quedan 37 días, es decir el martes 8 de noviembre se elegirá al quincuagésimo octavo Jefe de Estado de una de las principales economías internacionales.

En el continente sudamericano, todavía cruje Venezuela ya que el famoso plebiscito revocatorio impulsado por la oposición a Nicolás Maduro parece que está en vía muerta. El último día de agosto, una camada de 61 senadores brasileños votó la destitución de la Presidente Dilma Rousseff, implantando un golpe de Estado institucional fungiendo a Michel Temer como el nuevo titular del Ejecutivo del más poblado de los territorios de América del Sur.

Y hace pocos días, el pasado lunes 26 de setiembre se concretó en la colombiana ciudad de Cartagena la firma de la paz entre el Estado de ese país y las tropas guerrilleras de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo. Cincuenta y dos  años de muerte; de persecuciones; de miles y miles de habitantes que tuvieron que dejar sus viviendas en medio de las bombas y los disparos, de las fuerzas gubernamentales; de la guerrilla y de los para militares de la ultra derecha.

Un halo de incertidumbre sobrevuela más allá de las expectativas de millones de personas; los que habitan la tierra del café y del vallenato, como también de los observadores que esperan que ambas partes actúen con madurez y que no existan golpes bajos.

Así las cosas, lo precedente fue una paleta de pinturas. Las más recientes. Las que vendrán, como siempre, tendrán su lugar en www.enter-ate.com.ar

 

Gracias por la espera y por el respaldo anímico de miles de lectores. Hemos vuelto. Aquí nos quedamos.

 

(*) Alberto Bastia, Director Propietario de www.enter-ate.com.ar

 

Te puede interesar