JILL BIDEN CONOCE AVANCES DE CUBA CONTRA EL CÁNCER

Mensana 10 de octubre de 2016 Por
La académica y pedagoga norteamericana Jill Biden, agradeció en esta ciudad la información recibida de un grupo de oncólogas y científicas cubanas acerca de las investigaciones y ensayos clínicos que se aplican con medicamentos nacionales contra varios tipos de cáncer

(Bohemia.cu – Camagüey – por Ileana Borges Díaz)  Tras recorrer el Museo Quinta Simoni, donde vivió la esposa del prócer independentista Ignacio Agramonte en el siglo XIX, y en un sencillo intercambio en su patio colonial con varias profesionales, conoció de los diversos proyectos que desde ese lugar están vinculados a la mujer y la familia, e incluyen los estudios y tratamientos de cáncer en el cercano hospital oncológico Madame Curie.

La doctora Lourdes de Quesada, jefa del Departamento de Ensayos Clínicos del referido hospital, ofreció a la educadora estadounidense una síntesis de los principales productos cubanos que están en aplicación contra diversos tipos de cáncer en su hospital y en Cuba, ante la limitación de la nación caribeña durante años, para adquirir muchos medicamentos de avanzada.

jillbidencamaguey

En particular la Doctora Odalys Castillo comentó acerca de  nuevas investigaciones locales para el tratamiento a diversos estadios del cáncer de mamá, único estudio de su tipo existente en el país por el momento, según la especialista.

Al respecto la Doctora Biden, conocida en su nación como la “segunda dama”, comentó que eran realmente muy buenas noticias, porque el vicepresidente y ella llevan en Estados Unidos un proyecto de conjunto con diferentes centros, para acelerar el proceso de gestión de la investigación y que se puedan desarrollar programas de este tipo.

Por eso todos los países deben colaborar juntos en aras de lograr una cura para esta enfermedad, agregó, ya que el cáncer es un problema global.

Para Cuba, con indicadores de salud de primer mundo, el bloqueo comercial y financiero ha afectado a la salud pública en más de dos mil 624 millones de dólares, y solo en el último año sobrepasa los 82 millones.

Esos gastos se deben a la imposibilidad de adquirir insumos, como equipos de diagnóstico, piezas de repuesto, instrumentales, reactivos o medicamentos  en Estados Unidos y hacerlo en mercados geográficamente muy distantes, lo cual provoca erogaciones considerables y la demora en la atención a los pacientes.

De ahí la búsqueda y desarrollo de medicamentos desplegado por la creatividad  del personal especializado de salud y los centros de investigación cubanos, para garantizar a los enfermos  mayor calidad de vida, y posibles terapias, además de los programas preventivos del cáncer, en tanto es posible extender esos productos también a pacientes de la nación norteña.

Durante su visita a esta ciudad con más de 500 años de fundada, la Doctora Biden estuvo en la tarde del sábado en un ensayo del Ballet de Camagüey, visitó galerías de arte, asistió a misa en una de las más antiguas iglesias, La Soledad, enclavada en el sector declarado Patrimonio de la Humanidad,  y recorrió varios lugares de esa histórica zona.

Anteriormente en la capital cubana compartió con estudiantes de la Universidad de Ciencias Pedagógicas y caminó por La Habana Vieja, también Patrimonio de la Humanidad, a donde asistió, además, a un concierto de la orquesta femenina de cámara Camerata Romeu, en la Basílica Menor de San Francisco de Asís.

La doctora Jill Biden arribó a Cuba el jueves 6  de octubre y fue recibida al pie de la escalerilla del avión, en el aeropuerto internacional José Martí, de La Habana, por  Josefina Vidal, directora general de Estados Unidos de la Cancillería cubana.

En Camagüey, la académica Biden y la delegación que preside, concluyeron su visita a Cuba y continuaron viaje a República Dominicana.

Te puede interesar