Bono y dos caminos

Nacionales 13 de octubre de 2016 Por
Algunas expectativas se habían generado respecto a la reunión –concretada este miércoles 12 de octubre- entre parte del gabinete económico social del gobierno argentino y el triunvirato de la Confederación General del Trabajo, CGT. Tras un encuentro extenso –algo más de cinco horas- dos funcionarios del Ejecutivo presidido por Mauricio Macri se conocieron los anuncios que para un segmento sindical “fue una ayuda más que esta CGT le facilita al Gobierno macrista”
yuntahorrible

(www.enter-ate.com.ar – General Pico – CABA)  “Son mil pesos los que otorgará el gobierno, una verdadera miseria”, puntualizó un asesor de una de las dos Centrales de los Trabajadores de la Argentinas –las CTA, una más cerca al kirchnerismo, la otra más cercana a la centro izquierda no kirchnerista-.  Y así fue, en comparecencia de prensa, el titular de la cartera de Trabajo, Jorge Triaca junto a Mario Quintana, el coordinador del gabinete económico, destacó que se otorgará una suma de 1.000 pesos a los jubilados que cobran el haber mínimo -que se extenderá a quienes cobran la Asignación Universal por Hijo- y se eximirá hasta 15 mil pesos el pago del impuesto a las Ganancias sobre el medio aguinaldo para los salarios hasta los 55 mil pesos brutos. Preciso es señalar que ese bono sería otorgado para fin de año cuando la inflación está despedazando los salarios de la mayoría de los trabajadores y de los jubilados y pensionados.

El Ministro de Trabajo remarcó que "avanzamos en la contención de los sectores más vulnerables".

En tanto, Quintana avanzó en su mirada cuando precisó que “es para celebrar que seguimos apostando al diálogo".

yuntahorrible

En este sentido, el ministro de Trabajo indicó que la CGT "no debería parar" tras estos anuncios, mientras que Quintana señaló que "es para celebrar que seguimos apostando al diálogo. Si bien reconocemos el derecho de los trabajadores para expresar su descontento".

A la salida del extenso encuentro, los triunviros sindicales –Héctor Daer y Juan Carlos Schmid, faltó Carlos Acuña- se mostraron exultantes.

Daer fue muy claro en sus apreciaciones: “Hemos conseguido casi todo”. 

Algo más cauto, Schmid manifestó que si bien se “avanzó en la negociación, no descartamos un paro nacional”.

triunvieronefasto

Una diferente mirada han tenido Pablo Micheli y Hugo Yasky, titulares de las dos CTA.

Micheli, remarcó: “Vamos al paro con Pablo Moyano, Palazzo y Yasky”. Moyano, titular del gremio de los camioneros;  Sergio Palazzo, el líder del sindicato de los empleados de banco y Hugo Yasky, titular de la CTA cercana al kirchnerismo, adelantaron –en la víspera del encuentro- que “las medidas que van a anunciar no van a ser satisfactorias. Un gobierno neo liberal y conservador como este solo ayuda a los ricos y no se preocupa por los trabajadores”.

Así las cosas, la balanza de la primera huelga nacional unánime contra las políticas del actual gobierno está fisurada: uno de los platos está “satisfecho y hemos avanzado”; el otro, ya lo sostuvo: “vamos al paro”.

No han pasado dos meses de la unificación de las tres CGT que ya la relación entre la conducción triunvira y las dos CTA se está deteriorando.

 

 

 

Te puede interesar