Transición histórica pero compleja

Opinion 17 de noviembre de 2019 Por
El triunfo de Alberto Fernández, es la décima elección presidencial que gana el Peronismo en 74 años de existencia en la Argentina
Ver galería peronenelbalcon
1 / 3 - peronenelbalcon

(www.NuevaMayoría.com – CABA – Rosendo Fraga *) Frente a ello, el no-peronismo,- como predominio del Radicalismo,- ganó sólo cinco. 

Esto permite una definición: el Peronismo es la fuerza política dominante en Argentina, pero no hegemónica, porque permite la alternancia. 

Pero el dato que da  perspectiva histórica, es que los cuatro presidentes no-peronistas que precedieron  a (Mauricio) Macri, ninguno terminó el mandado. Los dos primeros por golpe militar (-Arturo- Frondizi e –Arturo Umberto-Illia) y otros dos por crisis económica). 

frondizi

illia

En cambio en el Peronismo, sólo dos sobre diez no terminaron (-Juan Domingo-Perón en 1955 e Isabel en 1976), en ambos casos por respectivos golpes militares. 

Macri tiene un dato en su contra en la perspectiva histórica. Es el único Presidente argentino que se presentó a la reelección pero no la logró, como sí lo hicieron (Julio Argentino) Roca, (Hipólito) Yrigoyen, (Juan Domingo) Perón, (Carlos Saúl) Menem y Cristina –Fernández de Kirchner-. 

primerapressidenciapeludoturcomenem



Pero la oportunidad del líder de Cambiemos, es ser el primer Presidente no-peronista que termina su mandato en fecha y ello no es poco en una perspectiva histórico-institucional. 

Han pasado dos semanas de la elección presidencial y falta –menos de- un mes para la entrega del poder. 

La transición comenzó en forma auspiciosa. La misma mañana siguiente a la elección, el Presidente y su sucesor se reunieron en un clima de cordialidad. 

urnasmpff

Las medias económicas que se adaptaron dicha semana, tuvieron el consenso implícito por parte del Presidente electo. 

Pero la segunda semana,- durante la cual Fernández realizó su viaje a México,- mostró la fragilidad de la cordialidad inicial. 

Macri, asumiendo su rol de "jefe de la oposición" futura, comenzó a adoptar medidas, más en función de lo que puede suceder a partir del 10 de diciembre, que en el rol histórico que le significa terminar su mandato. 

macriyotros

A su vez en la otra parte,- el gobierno entrante,- comenzó a hablarse de la "herencia recibida" y de la necesidad de dejar en claro en qué condiciones el país es transferido. 

Desde Cambiemos, comenzó a prepararse un balance de gestión destacando los éxitos del gobierno en las distintas áreas, para demostrar que no ha fracasado. Al mismo tiempo, empezaron los preparativos para la movilización de despedida de Macri, la que sería el 7 de diciembre, con consignar como "hasta luego" o "hasta pronto". 

sisepuede

En el equipo de Fernández, al mismo tiempo comenzó a decirse de que no hay "cogobierno". 

Incluso en ámbitos de la Casa Rosada se mencionó que podría ser necesario un decreto para evitar tensiones en el acto de transmisión del mando, como las que tuvieron lugar hace cuatro años. 

Es así como la perspectiva histórico-institucional, comenzó a ser desplazada por la coyuntura  política y a dos semanas de la elección, pareciera que la campaña electoral sigue como si nada hubiera pasado. 

Que Macri sea el primer Presidente no-peronista que termina un mandato en tres cuarto de siglo, no es algo menor. No sólo es un éxito del Presidente en ejercicio, sino también el electo, porque el resultado es también consecuencia de un Peronismo dispuesto a romper la "maldición" de los gobiernos no-peronistas que no terminaron el mandato. 

peronismoyclaseobrera

Es el momento de la reflexión para los dos principales protagonistas de la política argentina en este momento: Fernández y Macri. 

Sólo si ambos ponen en valor la importancia "histórico-institucional" del momento, dejando a un lado los conflictos, roces y tensiones que se van generando se puede lograrlo. 

Pero además las condiciones en que se realice la transición en los próximos  días, determinará los márgenes políticos para alcanzar consenso,- que sin duda es necesario,- a partir del 10 de diciembre.

 

(*) Rosendo Fraga, Director del Centro de  Estudios Para la Nueva Mayoría

Te puede interesar