La plaza llena ¿consenso o división?

Opinion 22 de noviembre de 2019 Por
La Plaza de Mayo, será una doble expresión política de la transición –Mauricio- Macri—Alberto- Fernández. Para el 7 de diciembre, el Presidente que finaliza ha convocado a despedirlo políticamente con una manifestación en el histórico escenario de las gestas argentinas. Tres días después, el Presidente electo, se asomará al balcón de la Casa Rosada, ante sus partidarios reunidos para vitorearlo
Ver galería urnasmpff
1 / 2 - urnasmpff

(www.NuevaMayoria.com -  CABA – Rosendo Fraga *) El significado de esta Plaza, es una de las constantes más fuertes de la historia política argentina.  El 12 de agosto de 1806, una multitud "cívico-militar" impuso la rendición a los británicos en la primera invasión. El 25 de Mayo de 1810, centenares de "patriotas",- un decisiva minoría activa para la época,- presionó al Cabildo para que convalida la Primera Junta de Gobierno. El 1820, los caudillos federales Estanislao López y Francisco Ramírez, ataron sus caballos en la verja que circundaba la Pirámide de Mayo, tras derrotar a las fuerzas del Directorio. 

Fue el mismo escenario del cual emergió el Peronismo como fuerza política dominante en 1945. También dio lugar a manifestaciones multitudinarias de apoyo a gobiernos de facto, como sucediera en 1930 y 1955. Las hubo también las hubo fervoroso apoyo a la restauración democráticas en 1973 y 1983. 

peronismoyclaseobrera

Las hubo de "sentidlo épico" por la recuperación de las Malvinas en abril de 1982, que rápidamente derivó en frustración en jornadas de protesta violenta en el mismo ámbito en junio del mismo año, el día de la rendición. 

Más recientemente fue escenario de "rabia social" entorno a la crisis de 2001 y 2002. 

Llenar la Plaza, ha sido una constante en los movimientos populares, a la que no han podido escapar las nuevas fuerzas tecnológicas de la política digitalizada de las redes sociales. 

Respecto a las dos plazas que tendrían lugar el 7 y el 10 de diciembre, cabe preguntarse si servirán para dar un paso concreto hacia el cierre de la llamada "grieta" que viene dominando la política argentina desde hace más de una década, o contribuirá a profundizarla. 

fernandezyaseestayndo



Macri será el primer presidente no-peronista que termina un mandato en fecha desde que emergiera el Peronismo en la misma plaza el 17 de octubre de 1945. 

No es poco en una visión "histórico-institucional" de la política, pero ello no resuelve si la plaza doble y sucesiva, servirá para atenuar o exacerbar la "grieta". Si contribuirá a la gobernabilidad que no será fácil dada la crítica situación del país, que sin lugar a dudas no ha empezado ni ayer ni ante-ayer. 

El problema es que la campaña electoral no cesó el 27 de octubre. Los dos principales protagonistas de la política argentina, parecen seguir su impulso, como si ganar la próxima elección, fuera el objetivo inmediato. 

soledad

El Presidente que termina, modela sus pasos para ser desde ya el jefe de la oposición, imaginando que una victoria en la legislativa de 2021 podría abrirle la puerta a un retorno al poder en las presidenciales de 2023. Además, moverse en esa dirección, se le hace necesario para contener los aprestos de independencia que emergen con rapidez en sus filas, amenazando su liderazgo. 

A su vez el Presidente electo, quizás no pueda eludir asumir que la disputa no saldada dentro de su coalición por el liderazgo, podrá tener un hito relevante en las legislativas que tendrán lugar dentro de dos años, así como las de 2005, permitieron a Néstor Kirchner imponerse a Eduardo Duhalde en la elección de senadores nacionales de la provincia de Buenos Aires, cuando Cristina Kirchner se impuso a la esposa del ex Presidente Duhalde. 

La competencia entre las dos plazas, no sólo puede profundizar la grieta, sino también complicar la gobernabilidad futura. 

El mundo está dando en los últimos meses, numerosos ejemplos de sociedades en repleción por distintas causas y circunstancias, en Asia (Hong Kong en China, Islamabad en Pakistán, Cachemira en India), Cercano y Medio Oriente (Líbano, Irak e Irán), África (Egipto, Etiopía, Argelia, Sudán), Europa (Cataluña en España, Grecia y República Checa) y en América Latina (Ecuador, Chile, Bolivia, Venezuela). 

Para el FMI-Fondo Monetario Internacional-, Argentina es la tercera inflación del mundo sobre 180 países y tiene la novena caída del PBI en el mismo contexto. 

Quizás pueda ser el momento para preguntarse qué puede estar gestándose con las frustraciones de la sociedad argentina detrás de las dos plazas que vienen.

(*) Rosendo  Fraga, Director  Propietario del Centro de Estudios para  la Nueva Mayoria

Te puede interesar