El acceso a la salud como motor fundamental de la justicia social

Opinion 05 de febrero de 2020 Por
Recuperamos el Ministerio de Salud para restablecer su autoridad sobre todo el sistema y para reconstruir su capacidad para conducir un Sistema Federal mejor regulado, más justo y con servicios de calidad accesibles
la-musica-un-instrumento-mas-en-el-quirofano-7589_620x368
la-musica-un-instrumento-mas-en-el-quirofano-7589_620x368

(www.CasaRosada.gob.ar – CABA – por Ginés González García *) Eso va a permitir disminuir las arbitrariedades, las ineptitudes y las inequidades, que aumentan el gasto de los hogares y hacen ineficiente el uso de los recursos.

Trabajaremos sobre cuatro ejes fundamentales: calidad, acceso, equidad y talento humano.

La prioridad inicial es la recuperación de los programas que desmanteló el gobierno anterior: el peor ejemplo es el de la vacunación, que favoreció el resurgimiento de enfermedades, como el peor brote de sarampión de los últimos 20 años. Nos han dejado prácticamente sin stock de varios medicamentos y vacunas. Por eso nuestro primer compromiso es declarar la emergencia sanitaria para asegurarle los bienes y servicios de salud a los que tienen derecho todas las argentinas y todos los argentinos.

Concertaremos un plan con visión federal y enfoque territorial, que articule un nuevo pacto social con las provincias. Para elaborarlo convocaremos a representantes de municipios, obras sociales, universidades, colegios profesionales, sociedades científicas, asociaciones de trabajadores y empresariales, y la sociedad civil.

En cuanto al eje del talento humano, reconstruiremos los mecanismos de concertación y participación para que sean protagonistas de esta reforma, y reformularemos los incentivos para recompensar la capacidad, la responsabilidad y el esfuerzo de quienes trabajan en el sector.

El otro motor que impulse los cambios será la modernización del sistema de salud: no podemos aplicar tecnología del siglo XXI con criterios administrativos del siglo XIX. Vamos a reducir los tiempos de espera y las colas para lograr un turno. Pero la modernización también debe ayudar a la gestión sanitaria. Sin innovación tecnológica no será posible mejorar los viejos temas, ni afrontar los nuevos desafíos.

elfernaandez

 

Algunas de las prioridades que asumimos son:

Garantizar la provisión del 100% del Calendario Nacional de Vacunación a cargo del Estado Nacional;

Promover una política integral de medicamentos y reactivar de manera inmediata el Plan Remediar, la Salud Sexual y Reproductiva y los sistemas de provisión de medicamentos contra la Tuberculosis, oncológicos, VIH/SIDA, hepatitis y Chagas, entre otros;

Fortalecer la industria nacional de medicamentos y vacunas, y la red de laboratorios públicos;

Impulsar la legalización del aborto y restituir el protocolo para la interrupción legal del embarazo;

Promover la alimentación saludable, reducir la malnutrición y poner a todo el sistema de salud al servicio del plan “Argentina contra el hambre”;

Mejorar la calidad y la seguridad de las personas en la atención médica y las intervenciones;

Asignar mejores incentivos para las residencias prioritarias y jerarquizar la función de las farmacéuticas y los farmacéuticos;

Mejorar la formación y aumentar significativamente la cantidad de profesionales en enfermería;

Incentivar y proteger el trabajo en lugares críticos y en localidades o barrios más pobres o menos poblados;

Reducir la fragmentación y la inequidad entre las distintas coberturas de salud a través de un sistema de reaseguro para las enfermedades de alto precio, para garantizar la provisión de todos los sectores en cualquier punto del país;

Promover nuevas instancias de participación ciudadana en las políticas de salud;

Priorizar la perspectiva de género y el abordaje de la violencia en todo el sistema de salud.

En definitiva, vamos a restablecer los derechos y poner nuevamente en marcha los programas desmantelados en los últimos cuatro años. Pero, además, asumimos el compromiso de construir y conducir los consensos necesarios para reformar el sistema: así haremos que la Salud sea un pilar fundamental para superar el hambre y la pobreza, un motor genuino del desarrollo nacional, y una vía troncal para alcanzar la justicia social para todas las argentinas y todos los argentinos.

 

(*) Ginés González García, Ministro de Salud de la Argentina

Te puede interesar