Boca Juniors gritó campeón

Deportes 08 de marzo de 2020 Por Enter - ate - General Pico - CABA
En un final electrizante -y con un gol de alta factura convertido por Carlos "El Apache" Tevez-, el cuadro dirigido por Miguel Angel Russo se consagró -en la noche del siete de marzo- campeón del fútbol en la Argentina al derrotar por uno a cero a su par de Gimnasia y Esgrima y relegando a su terno rival -Ríver Plate- al segundo peldaño que logró un angustioso empate como visitante ante Atlético Tucumán
Ver galería boca-river-efe_1583023930_1583536257
1 / 2 - boca-river-efe_1583023930_1583536257

(www.Enter-ate.com.ar - General Pico - CABA) En una noche calurosa como la de las últimas jornadas, el estadio de Boca Juniors -uno de los cinco grandes del fútbol argentino- palpitó por partida doble: lo que sucedía en el césped "Xeneize" y lo que acontecía en la provincia de Tucumán en donde disputaban su partido Atlético Tucumán y el por entonces líder de la Super Liga, River Plate.

El empate que se presentaba en tierras tucumanas favorecía al "Millonario" dirigido por Marcelo Gallarado ya que un punto lo separaba de su perseguidor Boca Juniors.

nopudo

Pero lo que en el corazón de cada boquense se esperaba finalmente se cristalizó en minuto veintisiete del segundo tiempo: la pierna de Tévez hizo que el grito tan sagrado -el de gol- inundara la noche en todo el territorio argentino.

De ahí en más, era tener el oído aguardando el final del partido en Tucumán y el más íntimo deseo de que el Gimnasia conducido por Diego Armando Maradona no lograra igual el resultado.

homenajeamaradona

Y así fue, cuando sonó el silbato en la cancha de Boca, toda la euforia desatada por semanas estalló en el clásico "Boca Campeón".

Así, con el título arrebatado a su máximo rival, uno de los emblemáticos espacios públicos porteños -la Plaza de la República y su icónico Obelisco- se colmaron de entusiastas hinchas del club que "tanta alegría nos ha dado", como lo manifestaba uno de los asistentes ataviado con la camiseta de la institución de la Boca.

elrecibimiento

Así las cosas, queda corroborado que nada se puede festejar sino cuando todo llega a su fin. 

Te puede interesar