Carta abierta al Gobierno porteño por la situación sanitaria

Ciudad Autónoma de Buenos Aires 02 de abril de 2020 Por Enter - ate - General Pico - CABA
Santiago Roberto, legislador porteño por el Frente de Todos, manifestó –en la jornada del dos de abril- su preocupación por la situación que atraviesa el sistema de salud público de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y, en virtud de ello le dirigió en una carta abierta al titular del Ejecutivo porteño, Horacio Rodríguez Larreta, solicitándole el incremento del presupuesto del Ministerio de Salud para hacer frente a la pandemia del coronavirus y al aumento de los casos de dengue
Ver galería larreta.pg
1 / 2 - larreta.pg

(www.Enter-ate.com.ar – General Pico – CABA) Dada la importancia del contenido de la presentación del legislador de la oposición porteña y fieles a nuestro estilo transcribimos el texto  íntegro de la nota.

M_551ffcce-4866-42d4-927f-3f0e25375bea

“Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 1 de abril de 2020.-

Sr. Jefe de Gobierno de la

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Lic. Horacio Rodríguez Larreta

S / D

c/c

Sr. Ministro de Salud de la

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Dr. Fernán González Bernaldo de Quirós

S / D

Ref.: Situación sanitaria CABA

De mi mayor consideración:

Quien suscribe, en mi calidad de Legislador de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, mandato vigente, y Presidente de la Comisión de Legislación del Trabajo y, como consecuencia de haber recibido una gran cantidad de reclamos de trabajadores de la salud de la ciudad, me veo en la obligación de poner en su conocimiento esta situación vinculada a la crisis sanitaria que atraviesa la misma y que afecta tanto a los vecinos y vecinas como al personal sanitario que se encuentra prestando servicios en los distintos hospitales públicos, en el contexto de la pandemia del COVID-19.

A su vez poner a su disposición información vinculada a los numerosos casos positivos de dengue, principalmente en la zona sur de la Ciudad, cuya sintomatología –en varios aspectos- coincide con los del coronavirus y es importante atacar en conjunto.

Por último, realizar una propuesta de reasignación presupuestaria para reforzar aquellas partidas en sectores indispensables en estos momentos.

En líneas generales, la sociedad en su conjunto, celebra la unicidad de criterios que se están tomando entre el Poder Ejecutivo Nacional y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires frente a la crisis sanitaria y el consecuente impacto económico que se va a generar. En lo personal, considero que la manera más eficiente de hacerle frente a esta pandemia es trabajando codo a codo y dejando de lado las diferencias, tal como se percibe en la actualidad. 

elfernndez

En relación a la pandemia del COVID-19 se requieren medidas urgentes, claras y adecuadas del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, principalmente para que la población más vulnerable tenga los mismos derechos y herramientas concretas para cuidar de su salud, poder cumplir con el aislamiento social y enfrentar a esta situación como el resto de los vecinos y vecinas de la Ciudad.

En materia de políticas de salud, Villa Lugano presenta un reclamo histórico e infructuoso que ya lleva 34 años por la falta de un hospital y hoy, como resultado de esa desidia, padece sus consecuencias más adversas. Entre ellas, puedo destacar que Villa Lugano no cuenta con un nosocomio que pueda albergar internaciones y tratamientos adecuados para los afectados por la pandemia del COVID-19 y otras enfermedades mortales, en especial el dengue, que ha manifestado un crecimiento exponencial del número de infectados focalizados en el barrio.

Respecto a la situación particular del Centro de Salud “Cecilia Grierson”, según se desprende de la nota enviada oficialmente como respuesta a la Comisión de Salud, Acción Social y Medio Ambiente que depende del Consejo Consultivo Comunal 8, Referencia IF-DGRFISS-EX -2017 – 28022903 –MGNYA – COMUNA 8 de fecha 23 de enero de 2018, donde las distintas áreas del Gobierno de la Ciudad informan sobre las obras de construcción del “Cecilia Grierson”, a la fecha la Etapa II 3° Módulo, cuyo plazo de finalización era el 18 de enero de 2020 y que debería tener, entre otros temas, dos estructuras circulatorias bien diferenciadas: una para público y otra para personal técnico, complementado por un lado las áreas ambulatorias con el desarrollo del Servicio de Imágenes, de Laboratorios y Hospital de Día y por otro, incorporando el Centro Quirúrgico con habitaciones de terapia intensiva y habitaciones de internación Corta Estancia. Al día de la fecha, esas obras no se encuentran finalizadas, por ende se incumple con dicha planificación. Del mencionado informe surge también la afirmación de que para la misma fecha, 18 de enero de 2020, deberían estar terminadas distintas obras que hoy no están finalizadas: el laboratorio está incompleto, no hay mamógrafos y menos aún quirófanos.

Sin ánimo de resultar redundante, del relevamiento hecho por mi equipo de trabajo detectamos que:

a) en el Centro de Salud “Cecilia Grierson” no hay suficientes insumos para personal administrativo y de seguridad que atiende la Guardia;

b) en el Cesac, 6 sito en Villa Soldati, se repite la misma situación; 

c) el Cesac 3 de Lugano 1 y 2 no tiene servicio de ambulancia por las noches y en la guardia no hay pediatras las 24 hs. para atender a la población infantil en un barrio de más de 70 mil habitantes;

d) en el Hospital Durand faltan camisolines, alcohol en gel protectores faciales;

e) en el hospital Hospital Dr. Enrique Tornú se está incumpliendo el objeto de las leyes N° 2203 y N° 2850 que establece como pilares prevenir, reducir, eliminar y aislar los riesgos en la actividad de manipulación, higiene y reposición de ropa hospitalaria. Faltan también protectores faciales, elementos de limpieza, grupos de apoyo psicológico al personal y del personal con Covid (salud mental). También entendemos que hace 2 años que está acéfalo el Departamento de Urgencias, fundamental área de enlace entre todas las guardias para su organización, protocolización de procedimientos, siendo la puerta de entrada de los pacientes al Hospital.

f) en el Hospital Pirovano hay faltante de guantes y barbijos.

También es necesario destacar, en relación con este punto, que no se ha implementado ninguna medida de suministro de artículos de higiene y limpieza, alcohol en gel y repelente, en las zonas con mayores casos de dengue para la población más castigada económicamente, quienes van indefectiblemente a destinar sus magros ingresos o ahorros a la alimentación familiar, descuidando estos temas sanitarios, tan imprescindibles en este contexto para evitar la propagación de los contagios.

Soy consciente de los esfuerzos coordinados que está haciendo desde el Poder Ejecutivo para hacerle frente a esta pandemia. Tomé conocimiento de las distintas contrataciones directas que se autorizaron, recientemente, para abastecer de insumos esenciales a los hospitales porteños. Pero me sigue preocupando cómo se está llevando a cabo la distribución de los mismos. La mayoría de los profesionales de la salud está reclamando elementos adecuados para poder atender a los pacientes. Me gustaría saber, en relación con este punto, qué criterios se están utilizando para su distribución y cuál es el mecanismo de control aplicado para que los insumos lleguen a tiempo a manos de quienes los precisan.

 Por otro lado, si bien en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires declaró la Emergencia Sanitaria por el Decreto de Necesidad y Urgencia n° 1/2020 de fecha 16 de marzo de 2020, en el mismo nada dice respecto del uso de partidas presupuestarias que puedan ser destinadas al Ministerio de Salud de la Ciudad, que como resultado de la situación que se viene atravesando, resulta imprescindible para poder afrontar los recursos humanos y materiales faltantes.

Sobre la situación vinculada a los casos de dengue en la Ciudad, en la reunión informativa en la Legislatura realizada antes de la cuarentena, los miembros informantes y representantes del Ejecutivo, principalmente el equipo de epidemiología, destacaron continuamente que respecto a 2016 seguía siendo “controlable” la situación. Sin embargo, haciendo la comparación con los casos registrados en lo que va del año 2020, se nota claramente que no se tomaron las medidas de concientización necesarias para evitar su transmisión y el dengue se convirtió en la enfermedad más peligrosa para la población, antes de la propagación del coronavirus, y que ahora se manifiesta simultáneamente y con síntomas muy parecidos en ambos casos.

En el año 2017, los casos de dengue en la Ciudad habían mermado hasta llegar a ser sólo dos en todo el territorio. Ese número, en lo que va del 2020, escaló a 1.833 casos, según datos oficiales de este mes. El análisis, por sí solo, le adjudica la responsabilidad al Gobierno de la Ciudad, principalmente cuando la mayor cantidad de casos se expresa en las comunas 4, 7, 8 y con un índice creciente en la 9 y 10, casualmente las zonas más postergadas de la Ciudad y por las cuáles venimos hace tiempo reclamando políticas sanitarias más activas.

A su vez, la realidad describe una situación más compleja en la Villa 20, donde hay reportes de vecinos a la Comisión de Salud, que depende del Consejo Consultivo Comunal 8, donde se manifiesta la aparición diaria de nuevos casos de dengue y la falta de acción por parte de las autoridades sanitarias.

En relación con la propuesta que mencioné al inicio de la nota en función de la emergencia derivada de la pandemia “Covid 19” y el dengue y considerando, por un lado, el incipiente resultado de las medidas adoptadas por el Gobierno nacional, orientadas a ralentizar la ocurrencia de casos a lo largo de los meses de abril y mayo para disminuir el impacto de la demanda de atención sanitaria sobre el sistema de salud y, por el otro, el insatisfactorio estado del mismo, derivado de años de falta de inversión real descrito más arriba, es que proponemos implementar, en forma inmediata:

1) El incremento de un 50 por ciento de la asignación presupuestaria 2020 destinada a la finalidad Salud, llevándola de $ 75.094 millones a $ 112.641 millones, lo que implica elevar su participación en el total del presupuesto 2020 al 23,4 por ciento contra el 15,62 por ciento previsto al momento de su sanción.

FINALIDAD -

FUNCIÓN

Millones de pesos

% SOBRE TOTAL DEL

PRESUPUESTO 2020

VIGENTE

REDISTRIBUCIÓN %

SOBRE TOTAL DEL

PRESUPUESTO 2020

DIFERENCIA

%

Administración

Gubernamental 60.830 12,65% 11,00% -1,65%

Legislativa 6.175 1,28% *

Judicial 28.268 5,88% *

Dirección ejecutiva 14.540 3,02% *

Administración fiscal 6.421 1,34%

*

Control de gestión 5.425 1,13%

*

Servicios de seguridad 75.819 15,77% 13,00% -2,77%

Seguridad pública 75.819 15,77% *

Servicios sociales 242.343 50,40% 58,18% 7,78%

Salud 75.094 15,62% 23,4 %

Promoción y acción social 44.131 9,18% *

Educación 92.234 19,18% *

Cultura 11.512 2,39% *

Trabajo 3.329 0,69% *

Vivienda 11.260 2,34% *

Agua potable y alcantarillado 4.780 0,99% *

Servicios económicos 63.538 13,21% 12,50% -0,71%

Transporte 13.088 2,72% *

Ecología 7.766 1,62% *

Turismo 424 0,09% *

Industria y comercio 2.576 0,54%

*

Servicios urbanos 39.682 8,25% *

Deuda pública Intereses y gastos 38.299 7,97% 5,32% -2,65%

Deuda pública Intereses y gastos 38.299 7,97% *

TOTAL 480.832

Este incremento de 7,78 puntos porcentuales deberá ser absorbido entre las demás finalidades, en forma tal que se priorice afectar gastos diferibles o eludibles (intereses de deuda, publicidad y propaganda, realización de eventos, instalación de cámaras de vigilancia, reparaciones y construcciones postergables, mudanza de ministerios, etc.) 

La medida solicitada, además de ser imprescindible para mejorar la calidad de las prestaciones del sistema de salud, es fundamental para prepararlo ante la presión de la demanda que se prevé ocurrirá en pocas semanas.

 La asignación de los mismos deberá incluir, además de lo relativo a equipamiento e infraestructura, principalmente a los Centros de Salud y Acción Comunitaria (CeSAC) y a los hospitales que relevamos, en los que hacen falta insumos, una importante e inmediata recomposición salarial para todo el personal afectado al servicio de salud, así como su ampliación, a fin de descomprimir los excesivos tiempos de trabajo continuo y, a su vez, dotarlo de los elementos de protección y cuidado necesarios.

2) Asimismo, consideramos ineludible incorporar a los Licenciados en Enfermería a la lista de profesionales detallada en el artículo 6° de la ley 6035.

Convencido de que el trabajo en equipo y la continuidad de este esfuerzo en conjunto con el Poder Ejecutivo Nacional van a ser las principales herramientas para afrontar de la mejor manera esta pandemia y con la expectativa puesta en el implementación de las medidas propuestas, lo saludo atentamente”.

Santiago Luis Roberto

DNI 22.813.077

Diputado de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires

Te puede interesar