Sin contagios ni muertos en el País Vasco

Europa 26 de mayo de 2020 Por Diario Vasco - San Sebastián - Miguel Ángel Mata
Lo que parecía una quimera hace un mes, empieza a dejar de ser noticia. Gipuzkoa vivió el lunes veinticinco de mayo una nueva jornada sin que se descubrieran nuevos contagios ni se registraran muertes por coronavirus
Ver galería bilbaol
1 / 2 - bilbaol

(www.Diariovasco.com – San Sebastián – por Miguel Ángel Mata) Es la cuarta en una semana. Y los tres días en que no ha habido pleno lo fue por la mínima. Un positivo el día 19, y sendos fallecimientos el domingo y el día 21.

Son evidencias de que, ayudado por las altas temperaturas, el control de la epidemia es prácticamente absoluto en el territorio. Apenas recién estrenada la fase 2 de la desescalada, los datos permiten a Gipuzkoa mirar ya con optimismo la posibilidad de avanzar antes de lo previsto a la 3, e incluso albergar la esperanza de abandonar las restricciones de forma anticipada y situarse en la 'nueva normalidad' «a principios o mediados de junio», como anticipó el fin de semana el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para las zonas que cumplían con los requisitos epidemiológicos y sanitarios. Gipuzkoa los cumple. Habrá que ver cómo evoluciona Álava y, sobre todo, Bizkaia, y qué decisiones adopta el Gobierno Vasco, que ha apostado por que todo Euskadi siga el mismo ritmo de desconfinamiento.

Ayer no hubo positivos en los test PCR (los que detectan si la persona está contagiada en ese momento) por sexta jornada consecutiva y octava en nueve días, a lo que hubo que sumar la ausencia de defunciones, según el boletín diario que publica Osakidetza. En lo que va de mayo han perdido la vida por el coronavirus 11 personas en Gipuzkoa, menos de las más de 20 que llegaron a morir en una sola jornada en los peores momento de la crisis.

residenciasgipuzkoa.j´g

 

42 hospitalizados

Las perspectivas, además, abonan el optimismo. Apenas hay contagios, se reduce el número de infectados y los hospitales se siguen vaciando. En Gipuzkoa quedan apenas 42 personas ingresadas por Covid-19, una menos que la víspera. De ellas, cinco están en la UCI, todas en el Hospital Donostia. En planta hay 17 en Donostia (una menos que el domingo), 12 en Eibar, 3 en Mendaro (-1), 3 en Bidasoa (+1) y 2 en Arrasate. Hubo altas, pero también ingresó en el Hospital Donostia una persona con el patógeno asiático. Además, hubo otros tres ingresos con coronavirus en el Hospital Araba.

Los buenos datos de Gipuzkoa son extensibles al conjunto de Euskadi, donde el lunes apenas se detectaron seis nuevos contagios, todos en Bizkaia. Supone un aumento respecto a los dos casos del domingo, pero siguen siendo cifras residuales que no cambian la impresión de que la crisis sanitaria está en sus horas más bajas. La nota negativa fue que hubo cinco muertes. En el desglose por territorios, se detalla que perdieron la vida 3 vizcaínos y un alavés. No se especifica si el fallecido que falta en el recuento residía fuera de Euskadi o es que se trata de un error estadístico.

hospitalmir

Con estos datos, el total de ciudadanos vascos a los que se ha detectado Covid-19 asciende a 19.469. Nueve de cada diez (17.530, el 90%), se han recuperado o están en proceso tras haber recibido el alta hospitalaria (ayer 113), mientras que han fallecido 1.505 personas (el 7,7%). Quedan 434 enfermos activos (el 2,3%), de los que 277 están hospitalizados (tres menos que la víspera), 28 de ellos en UCI, cinco menos.

Hasta la fecha, en Euskadi se han realizado 295.180 análisis de coronavirus, de los que 187.450 han sido PCR y 107.730 serológicos, a 163.993 personas. Ayer fueron 2.331 PCR y 1.330 serológicos a 2.290 individuos.

La tasa R0, que mide el número de contagios que provoca un enfermo se sitúa en 0,69, la misma que la víspera.

Por otro lado, el Gobierno Vasco ha anunciado este martes que ha adquirido por un importe de 30.000 euros material sanitario para la protección del personal de la Administración General de Euskadi y sus organismos autónomos como guantes, mascarillas y geles hidroalcohólicos.

Desde el 11 de marzo estos trabajadores del sector público comenzaron a incorporarse a sus puestos de manera presencial y progresiva con una serie de medidas como el control de accesos, la supresión de reuniones presenciales y trabajos en el exterior no esenciales y la obligación de llevar elementos de protección individual adecuados.

Te puede interesar