Vía de comunicación estratégica

Sociedad 31 de mayo de 2020 Por Enter - ate - General Pico - Damasco
En el último día del mes de mayo del 2020, las autoridades de Siria reabrieron la carretera que une la provincia de Al Raqa, antiguo bastión del grupo yihadista Estado Islámico (EI), y Alepo, destacado punto comercial del país y que estuvo en manos de los opositores, después de siete años de cierre debido al conflicto
Ver galería presidentedesiria
1 / 2 - presidentedesiria

(www.Enter-ate.com.ar – General Pico – Damasco) Quien anunció la reapertura fue Obaid al Hasan, gobernador de la provincia de Al Raqa.

Precisó que ello fue posible gracias a "los esfuerzos realizados por el gobierno sirio", que en los últimos años recuperó el control de gran parte del territorio que supo estar controlado por milicia yihadista y opositoras.

Al Hasan explicó que la carretera empezó a operar esta mañana, entre las provincias de Alepo y Al Raqa, pasando por la ciudad de Al Tabqa, población estratégica que fue arrebatada al EI por las fuerzas kurdosirias a mediados de 2017.

"La apertura de esta carretera contribuirá a resolver el problema del movimiento entre la provincia de Al Raqa y las demás provincias, además de estimular la economía en estas regiones", señaló el gobernador, según informaron agencias noticiosas de la región.

babysiriadrama

El mandatario precisó que los equipos médicos de la Dirección de Salud de Al Raqa se disponen a examinar a las personas procedentes de las zonas fuera del control del gobierno para comprobar su estado de salud, en medio de la emergencia por el coronavirus.

Hasta el momento, en Siria hay registrados oficialmente 121 contagios y 4 muertos, según los datos del Ministerio de Salud de Damasco, pero organizaciones humanitarias alertaron que el virus podría estar mucho más extendido, incluido en la provincia de Idlib, un zona que en su mayoría no está bajo control del gobierno de Bashar Al-Assad.

imagencovid19.pg

La ciudad de Al Raqa, que supo ser el principal bastión del EI en Siria, fue liberada del control de los yihadistas en octubre de 2017, aunque sus milicianos no fueron expulsados de toda la provincia hasta tiempo después.

La ciudad todavía no fue reconstruida y la situación de seguridad no es estable en toda la región, a la que hasta ahora se accedía a través de otras carreteras debido al cierre de la principal a principios de 2013.

En Alepo todavía hay pequeños sectores que permanecen bajo control de las facciones opositoras armadas y en el extremo norte hay presencia de fuerzas turcas, aunque la capital está en manos de las autoridades que han reactivado el comercio y la industria de esa provincia.

Te puede interesar