Brasil, entre la COVID-19 y el virus antidemocrático

Opinion 07 de junio de 2020 Por Deutsche Welle - Brasilia - Emilia Rojas Sasse
La creciente tensión política que se vive en Brasil, donde algunos vislumbran el peligro de una intervención militar, acapara mayormente la atención de la prensa alemana en lo que respecta a Latinoamérica esta semana -la primera del mes de junio del 2020-
Ver galería coronavirus
1 / 2 - coronavirus

(www.DW.de – Berlín – Brasilia – por Emilia Rojas Sasse) El periódico Süddeutsche Zeitung, de Múnich, publica una nota titulada "Padecimiento del virus y del hongo de la división", en la que hace referencia a los enfrentamientos entre opositores y seguidores del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, en Sao Paulo y otras ciudades del país. "En Brasil aumenta el número de contagios con el nuevo coronavirus. El fin de semana se superó la marca de medio millón de casos registrados oficialmente. Al mismo tiempo, sin embargo, el país se precipita a una honda crisis política. (…) Las protestas no se referían tanto a cómo debería reaccionar el gobierno ante la situación cada vez más dramática debido al coronavirus. La confrontación entre los adherentes al presidente Jair Bolsonaro y sus detractores son más bien el reflejo de una pugna de poder en la política brasileña, que escala cada vez más. (…) Bolsonaro fue elegido en 2018 con un 55 por ciento de los votos, pero no dispone de una amplia mayoría en el Congreso. Por eso, su política ha fracasado allí reiteradamente. Al mismo tiempo, la Corte Suprema ha anulado muchas decisiones y órdenes polémicas del presidente. El Congreso y la Corte Suprema se convirtieron así progresivamente en los principales contrincantes del presidente. Los partidarios de Bolsonaro piden desde hace tiempo la destitución de los jueces, el cierre del Parlamento y, en parte también, de forma cada vez más abierta, una intervención de los militares".

 

bolsonaro

La narrativa de la confabulación

Por su parte, el Tageszeitung, de Berlín, apunta: "La mayor parte de la población ve con mirada crítica las amenazas antidemocráticas procedentes de las filas del gobierno. Pero los conflictos actuales confirman la narrativa de muchos hinchas de Bolsonaro. Dicen que la Justicia, el Congreso y los medios de comunicación se han confabulado contra el presidente. Debido a sus bases, estables y por cierto muy activas, resulta improbable un proceso de destitución de Bolsonaro, pese a numerosos delitos. (…)  Brasil se encamina así hacia una peligrosa situación de empate y a una grave crisis institucional, en el peor momento imaginable. El número de infecciones con coronavirus sigue subiendo a las alturas, y el país registra entretanto la segunda mayor cantidad de contagios a nivel mundial".

 

brasilovid19

El fantasma de la República de Weimar

El rotativo Frankfurter Allgemeine Zeitung plantea, en un artículo de corresponsal: "En sectores de la oposición, y más allá de ella, cunde el temor de que Bolsonaro pudiera dejar intencionalmente que el país se deslice al caos, si se ve sometido a una mayor presión judicial y política. Él mismo podría generar las condiciones para una intervención del ejército, para que el Congreso y los tribunales queden neutralizados. (…) A Brasil ya no le queda mucho trecho para llegar al caos. Entretanto, el país tiene medio millón de contagios de coronavirus y más de 30.000 muertos. Las consecuencias económicas de la crisis son serias e incrementan las tensiones en la población. Si en las próximas semanas vuelven a producirse enfrentamientos entre partidarios y detractores de Bolsonaro, una intervención militar ya no sería inimaginable.

Entretanto, personalidades y movimientos de todos los ámbitos políticos planean unirse para movilizar conjuntamente al país contra la amenaza del autoritarismo.  Un escrito del juez Celso de Mello a los magistrados de la Corte Suprema demuestra cuán grandes son los temores. De Mello, que no es conocido por polemizar, advierte del peligro de una dictadura militar en Brasil. Llega a comparar la actual situación de Brasil con la de la República de Weimar: 'Es necesario oponerse a la destrucción del orden democrático, para evitar lo que sucedió en la República de Weimar'", escribió.

Te puede interesar