Muere el cineasta argentino Eliseo Subiela

cultura 25 de diciembre de 2016 Por Enter-ate.com.ar
En la madrugada de este domingo 25 de diciembre falleció en San Isidro, zona norte del Gran Buenos Aires, el director de cine Eliseo Subiela, a los 71 años. Docente, guionista y director, debutó con la película "La conquista del paraíso" (1980), pero saltó a la consideración con el film "Hombre Mirando al Sudeste" (1986), que trascendió las fronteras
Ver galería gallegosubiela
1 / 2 - gallegosubiela

(www.enter-ate.com.ar – General Pico – CABA)  Tras ello, dirigió "Últimas imágenes del naufragio" (1989) y su siguiente película fue "El lado oscuro del corazón" (1992).

gallegosubiela

Su filmografía incluye "Pequeños milagros" (1997), "Despabílate amor" (1996) y "No te mueras sin decirme adónde vas" (1995), entre otras. Sus restos serán velados -a pedido de su familia por una sólo hora- el lunes en el cementerio Jardín de Paz, en la localidad bonaerense de Pilar.

El fallecimiento de Subiela fue confirmada por el realizador Gabriel Arbós, directivo de la asociación Directores Argentinos Cinematográficos (Dac), quien Facebook escribió unas palabras dedicadas al cineasta, de quien era amigo.

Subiela “El Gallego”, así se lo conocía en el mundo del celuloide, había sufrido un infarto hacía tres meses; no obstante proseguía con sus actividades.

“Fue en vida un gran director de cine y un gran docente. Sus películas lo mantendrán vivo para siempre", señaló Arbós.

Tenía tres hijos: Guadalupe, Eliseo y Santiago. Había sufrido un infarto hace tres meses y estaba trabajando en una nueva película, cuyo título tentativo era “Corte fina”.

Subiela introdujo en sus películas la fantasía y la ciencia ficción como elementos, una particularidad que puede verse en películas suyas como la memorable “Hombre Mirando al Sudeste “(1986), que tuvo repercusiones a nivel internacional, y "El lado oscuro del corazón (1992), de la que se hizo una secuela en 2001.

hombremirandoalsudeste

A lo largo de su carrera, se adaptó a los distintos formatos del cine, lo que lo llevó a realizar películas en formato digital.

Subiela también trabajó en series de televisión para Canal A y con telefilms como “Qué risa la muerte” (2002), “El destino de Angélica” (2002), “Relaciones carnales” (2002) y “Angel” (2002), entre otros.

Subiela, durante años se dedicó al cine publicitario con resonantes éxitos y luego se volcó al largometraje.

Te puede interesar