Huelva, Málaga y Sevilla unen fuerzas en Profestivales21

cultura 24 de junio de 2020 Por Cineuropa - Madrid - Alfonso Rivera
Los directores de los tres certámenes más importantes de Andalucía han firmado un acuerdo de colaboración, que ha dado origen a esta coordinadora que aglutina esfuerzos, objetivos y criterios
Ver galería festivalmalaga
1 / 2 - festivalmalaga

(www.Cineuropa.org – Madrid) Desde el inicio de la pandemia del coronavirus, ante su incidencia en la celebración de eventos con público, los directores del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva (Manuel H. Martín), el Festival de Málaga (Juan Antonio Vigar) y el Festival de Cine Europeo de Sevilla (José Luis Cienfuegos) han creado la coordinadora Profestivales21. Su objetivo es establecer un canal de comunicación directo, técnico y profesional, entre estos certámenes, con la finalidad de aunar criterios y experiencias. Nace pues como un medio de seguimiento de las programaciones y las necesidades de los festivales, como por ejemplo las medidas de seguridad o los protocolos de actuación a lo largo de 2020. Este acuerdo tiene inicialmente un ámbito autonómico de Andalucía, pero está abierto a la suma de otros festivales.

festivalmalagados

“Con la pandemia nos dimos cuenta de que se daban circunstancias que nos preocupaban a todos”, comenta a Cineuropa Martín, director del certamen de Huelva, que se celebrará entre el 13 y el 20 de noviembre. “Los tres tenemos una relación cercana y al compartir sensibilidades nació esta plataforma”, continúa; “En Huelva hemos anunciado un formato híbrido, que permita a gente de otras latitudes disfrutar del festival, pero será un complemento a lo presencial, a la pantalla grande y a las salas de cine: es importante para nosotros como cinéfilos, porque los festivales también implican cercanía con el público. Un festival es un evento cultural de proyección de talentos, que fomenta, en el caso de los nuestros, el cine europeo, el español y el iberoamericano”.

huelva-poster

Vigar, director del de Málaga, que aplazó sus fechas de marzo a finales de agosto, afirma: “En gran medida podemos mantener las películas que teníamos previstas, lo cual es una prueba del afecto con que el sector apoya a Málaga. Hemos estado en contacto festivales con mucho compañerismo y voluntad de construir: que empiece Málaga será bueno para San Sebastián y éste para Valladolid, Gijón, etc. Vamos a realizar un formato que apuesta por uno de nuestros pilares: la exhibición, dejando de lado las aglomeraciones de público. Así, convertiremos la alfombra roja en un espacio para la prensa, para que el eco mediático del festival sea lo mejor posible. También implementaremos requisitos sanitarios para que el público pueda disfrutar del cine con absoluta seguridad”.

Cienfuegos, director del certamen sevillano (6-14 de noviembre) asegura: “Las primeras semanas de pandemia necesitábamos saber qué estaban haciendo nuestros compañeros y aquí me gustaría también reconocer la labor que ha realizado el ICAA, que convocó reuniones para interesarse y animarnos a festivales de todos los tamaños, edades y especialidades. Es éste un momento clave para dar visibilidad a la trascendencia de los certámenes en la difusión de la cultura cinematográfica, en mi caso además europea. Haciendo números, Sevilla, por ejemplo, en los últimos cinco años ha otorgado 600.000€ como apoyo a la circulación, distribución y estreno en salas de películas de sus secciones competitivas; y si sumamos el número de personas que asisten a las tres citas de Profestivales21, se llega a 250.000 espectadores”.

 

“Apoyamos también la cadena profesional y somos interlocutores con los agentes internacionales, distribuidores y exhibidores: estamos todos en el mismo equipo y nos tenemos que apoyar entre nosotros. También es importante nuestra labor en la formación de espectadores: somos el vínculo entre los cineastas y el público. Lo que ocurre en un festival no se puede replicar en el salón de casa. Ese momento de confidencia, sin intermediarios: hay una retroalimentación maravillosa, pues también los directores aprenden asistiendo a los festivales”, concluye Cienfuegos.

Te puede interesar