Debieron cerrarlos

Europa 07 de julio de 2020 Por Prensa Latina - Londres
Al menos tres bares que reabrieron sus puertas el sábado cuatro de julio en Inglaterra debieron cerrar de nuevo, tras detectarse casos positivos a la Covid-19 entre clientes o empleados, trascendió –éste martes siete de julio- en Londres, la capital del Reino Unido
londres-bar2
londres-bar2

(www.Prensa-Latina.cu – Londres) Según informa la prensa británica, los “pubs” donde se confirmaron los contagios con el nuevo coronavirus se encuentran en las localidades inglesas de Somerset, Yorkshire y Hampshire.

En los tres casos, los propietarios, además de anunciar a través de las redes sociales el cierre temporal de los establecimientos, aseguraron que están tratando de contactar a las personas que lo visitaron durante el fin de semana.

El gobierno británico autorizó desde el sábado pasado la reapertura de los bares, restaurantes, cines y otros lugares de ocio, así como de las peluquerías, barberías y bibliotecas, como parte de su hoja de ruta para el levantamiento gradual de la cuarentena, y la reactivación de la economía.

londres-bar1

Para poder reabrir sus puertas, cada instalación debe garantizar el cumplimiento de las medidas de distanciamiento social, y en el caso de los bares también se exige que los clientes rellenen una planilla con su nombre, número de teléfono y la fecha y hora en que visitaron el lugar.

Durante el “súper sábado”, como lo llamaron los periódicos ingleses, decenas de miles de personas abarrotaron los bares de Inglaterra para celebrar el fin de la cuarentena para esos establecimientos, que se mantuvieron cerrados desde el 23 de marzo pasado.

Pese a algunos altercados y varios arrestos, y la imposibilidad de mantener el distanciamiento social en algunos lugares como el Soho, donde centenares de personas bebieron hasta el amanecer del domingo en las calles de ese popular distrito del centro de Londres, la Policía aseguró que la mayoría de la gente actuó de manera responsable.

El relajamiento de las medidas solo se aplica en Inglaterra porque las autoridades semiautónomas de Gales, Escocia e Irlanda del Norte optaron por diseñar sus propios cronogramas para levantar el confinamiento.

Algunos miembros de la comunidad médica y científica británica temen, sin embargo, que se produzcan brotes aislados de la enfermedad como el ocurrido en Leicester, donde la semana fue necesario volver a imponer el confinamiento estricto de la población.

Te puede interesar