Dictamen favorable para la Reforma Judicial

Destacados en Política 19 de agosto de 2020 Por Enter - ate - General Pico - CABA
Un informe del Ministerio de Justicia de la Argentina estimó que los nuevos cargos contemplados en la iniciativa implican un presupuesto de 1.939 millones de pesos. Cincuenta expositores participaron de las reuniones plenarias durante más de 21 horas de debate. La oposición rechazó el dictamen y adelantó su voto negativo
Ver galería bullrich
1 / 2 - bullrich

(www.Senado.gob.ar – CABA) La senadora por Santa Fé, María de los Ángeles Sacnun (FdT, el Frente de Todos, el actual oficialismo gubernamental), enumeró –el miércoles diecinueve de agosto- las cinco reuniones llevadas adelante por el Plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Asuntos Penales, la cantidad de oradores, así como los documentos que se presentaron y que circularon entre todos los legisladores, para concluir: "hemos escuchado a todos".

La senadora por Santa Fé enunció los cambios introducidos al proyecto remitido por el Poder Ejecutivo Nacional. Entre ellos destacó: "el régimen penal juvenil debería contar con una competencia exclusiva; el sorteo de causas, ya que consideramos que hay que avanzar en la transparencia, que estos deben ser gravados bajo apercibimiento de declarar la nulidad del acto; selección de candidatos, ya que advertimos que a los concursos se le debe sumar exámenes por escrito y contemplar la posibilidad del anonimato; consideramos no unificar al fuero civil y comercial con el contencioso administrativo sino que deberíamos contar con un comité de resolución de las competencias; rescatamos el planteo de los organismos de derechos humanos para que las secretarías dedicadas a esta temática conserven la competencia exclusiva porque la memoria, verdad y justicia, son una política de Estado".

tribunales

En cuanto a las observaciones en relación a la adecuación del proyecto al procedimiento acusatorio, realizadas durante el plenario de las comisiones, Sacnun recordó  que "tenemos una bicameral de aplicación del nuevo código procesal penal federal" que hace el seguimiento de la implementación del mismo. 

La senadora por Santa Fé informó que recibió "una estimación presupuestaria realizada por el Ministerio de Justicia de la Nación, en relación a los cargos que el proyecto contempla crear, de un monto de 1.939 millones de pesos". 

Concluyó que "hemos llevado adelante una enorme tarea. Esta era una materia pendiente y no creemos que solamente con esta ley vayamos a solucionar todos los problemas que existen en la Justicia". También destacó que "se trata de invertir en Justicia para alcanzar el objetivo fundamental de toda República: la división de poderes. Tener una Justicia que no reciba presión no sólo de otros poderes de la República sino que tampoco los sufran de parte de los poderes fácticos".

En el cierre del plenario, el senador por Formosa, Luis Naidenoff (Juntos por el Cambio – la oposición Parlamentaria) sostuvo que su bancada se opone a la reforma. Anunció que las cuestiones de fondo las expresaría oportunamente en la sesión en la que se discuta la iniciativa. Consideró que el "el esfuerzo del Estado deberían haber estado dedicados a las empresas que están en riesgo por andar de cuarentena en cuarentena". Resaltó que quienes han expuesto en el Senado, mayoritariamente, comulgan con el partido que gobierna. Criticó el sentido de oportunidad de la reforma y dijo que "muchos de los que se movilizaron el 17 de agosto, lo hicieron por no tener trabajo y  que incluso han votado al actual Presidente". Opinó que "no es prioridad de la sociedad utilizar ese monto presupuestario para nuevos cargos".

naidenoff

Señaló que el proyecto carecía "de un amplio acuerdo democrático previo que le diera sustento a la reforma". 

El titular de la bancada mayoritaria, el senador por Formosa, José Mayans (Frente de Todos) señaló que a lo largo del debate se presentaron posiciones diversas y que todos fueron escuchados. Destacó que en la campaña proselitista el actual Presidente de la Nación había adelantado que la reforma judicial era una necesidad para la sociedad argentina. En este punto subrayó que "la reforma es necesaria, oportuna y conveniente".  Criticó a la oposición por su crítica permanente a las iniciativas del oficialismo.

Mayans rebatió algunos cuestionamientos y subrayó que la iniciativa no contempla, en ninguno de sus puntos, a la Corte Suprema de Justicia, ni al Consejo de la Magistratura. Dijo que la reforma crea "más tribunales orales, más juzgados, más fiscalías, más defensorías, en suma; un mayor servicio de justicia". Concluyó que el proyecto "es una buena reforma" y que "los cambios introducidos son muy importantes

En la tarde noche del diecinueve de agosto, el proyecto de Ley de Reforma Judicial enviado por el Poder Ejecutivo de la Argentina –que preside Alberto Fernández- y que busca modificar la organización y competencia de la Justicia Federal obtuvo el correspondiente dictamen de un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y Justicia y Asuntos Penales del Senado y está listo para ser debatido durante la próxima sesión

La iniciativa contó con el apoyo de los legisladores del Frente de Todos, en tanto que el interbloque de Juntos por el Cambio y sus aliados se opusieron, lo que generó varios cruces con el oficialismo.

El proyecto crea la Justicia Federal Penal, mediante la consolidación de los fueros Criminal y Correccional Penal y Penal Económica.

Entre otros puntos, se prevé la unificación de las Cámaras de Apelaciones y la creación de tribunales orales; se establece que los concursos del Consejo de la Magistratura para cubrir nuevos juzgados deben realizarse por prueba de oposición oral y pública; y se traspasa a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la totalidad de los delitos no federales cometidos en su territorio.

No obstante, la titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales, la santafesina María de los Ángeles Sacnun, anunció algunos cambios a la iniciativa original como la de otorgarle mayor transparencia a los sorteos de las causas, que deberán ser filmados; sumar las audiencias públicas a la selección de magistrados; y la no unificación de los fueros Civil y Comercial con el Contencioso Administrativo.

Sin embargo, no se aceptaron algunos reclamos hechos por senadores del oficialismo, como el puntano Adolfo Rodríguez Saá, que pidió incorporar la exigencia a los jueces de un “plazo determinado para dictar sentencia”, así como “atribuirle la competencia de la Cámara Federal a los Tribunales Orales Federales”.

No obstante, Sacnun recordó que el proyecto que llevarán al recinto la semana que viene podría seguir siendo modificado hasta el momento de iniciar el debate.

Por otro lado, la senadora reconoció que no creía “que con solo esta ley” se solucionarán “las grandes dificultades que tiene la justicia federal, pero este es un paso muy importante” y resaltó el artículo 70 del proyecto que “busca evitar que el Poder Judicial sea presionado por los poderes fácticos de la Argentina”.

El tema también fue mencionado por el presidente de la Comisión de Justicia, el oficialista neuquino Oscar Parrilli, quien dijo “los vimos haciendo eso” en alusión al gobierno de Mauricio Macri.

Además, Parrilli evaluó que el Senado “demostró que no es una escribanía” y que incluso “se introdujeron sugerencias de la oposición, aunque no quieran firmar el dictamen”.

El presidente de la bancada oficialista, el formoseño José Mayans, acusó a Juntos por el Cambio de utilizar la “especulación política” para no acompañar el proyecto y dijo que no perdía “la esperanza de que la oposición cambie su actitud”.

“Ellos apoyarían el proyecto si lo leen”, aseguró Mayans luego del reclamo de la senadora de Juntos por el Cambio por Tucumán, Silvia Elías de Pérez, quien pedía que le pasaran la nueva redacción.

La mendocina Anabel Fernández Sagasti le pidió a la oposición “elevar un poco el nivel de discusión” y acusó a sus senadores de “trabajar desde la ignorancia o la malicia, o desde ambas”.

Por su parte, el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, reiteró que “acá la justicia se reforma en interés de la política”, que “lo que desvela a los argentinos pasa por una crisis sanitaria y económica asfixiante” e hizo alusión a la movilización del lunes pasado interpretando que “la sociedad se manifestó por el aislamiento, la fatiga social, el dolor en lo económico y esto de ir de cuarentena en cuarentena”.

Naidenoff reclamó “parar la pelota con este proyecto” y le sugirió al oficialismo que “escuchen las demandas de la sociedad para gobernar bien” para luego señalar: “La gran reforma de la justicia penal la firma en soledad el oficialismo”.

Finalmente, el bonaerense Esteban Bullrich advirtió que “el Senado se ocupa más de los problemas de algunos dirigentes del oficialismo que de la gente”.

“La oposición no está en contra de la Argentina. Hacemos aportes permanentemente en los proyectos que atienden a la gente. Cuando son proyectos que atienden a dirigentes, como la moratoria que resolvió los problemas de (el empresario) Cristóbal López o este, no lo vamos a acompañar”, aseguró.

Te puede interesar