Es ley

Destacadas en La Argentina, Economía 05 de diciembre de 2020 Por Enter - ate - General Pico - CABA
Tras su aprobación por parte de cuarenta y seis senadores y el rechazo de veintiséis legisladores, en la Argentina ya es ley el Aporte Extraordinario de las Grandes Fortunas que será destinado –en gran parte- a la adquisición de insumos sanitarios en medio de la lucha contra la pandemia del COVID - 19

(www.Enter-ate.com.ar – General Pico – CABA) En una jornada en la que se aprobaron iniciativas como la creación de un programa nacional de turismo seguro y acuerdos de ayuda mutua con Uruguay y con el sector defensa de Italia, también se modificó el programa nacional del manejo del fuego. 

El senador por Córdoba, Carlos Caserio (FdT –el Frente de Todos-), fue el miembro informante de la iniciativa llegada de la Cámara de Diputados. Señaló que "se trata de un aporte único, por única vez" y que "estamos saliendo de esta pandemia como se sale de las guerras mundiales con miles y miles de muertos y con economías devastadas". Destacó que "se trata de tener un Estado justo, solidario, al servicio de la gente". 

Caserio subrayó que "El Estado hizo una gran inversión para estar preparado para la emergencia. Compramos respiradores, hicimos hospitales, ayudamos a gobernadores".  También dijo que "el Presidente también se ocupó del aparato productivo. Las críticas no son justas, porque si el Estado no hubiese puesto el ATP hoy muchas empresas no hubieran podido cobrar sus sueldos". 

1563330048-carlos-caserio-alberto-fernandez

Al referirse al proyecto dijo que "es un aporte, obligatorio porque es una ley, pero de buen modo. Destinado a las personas humanas y no a las empresas, por el total de los bienes que tengan en el país o en el exterior o bien para las personas humanas que vivan en el exterior y pagan bienes personales aquí o vivan en países con baja tributación. Afecta a las fortunas mayores a los 200 millones de pesos".

Afirmó que "esto no significa un aporte extraordinario. Grava a la totalidad del patrimonio. La alícuota que se va a aplicar es para bienes en el país, del 1 al 3 por ciento. Para bienes en el exterior es del 2 al 5 por ciento". También dijo que "los argentinos tienen que quedarse tranquilos porque el destino de la recaudación tiene fines específicos". 

Comentó que el 20 por ciento de la recaudación sería para gastos de la pandemia; 20 por ciento para subsidios a pequeñas y medianas empresas; 20 por ciento para becas progresar; 15 por ciento para barrios populares y 25 por ciento para programas y proyectos de producción de gas natural.

Dijo que "esta ley va a resultar un gran impulso para la economía argentina". Resaltó que "la ley contempla un universo que va entre los 11 mil y los 12 mil contribuyentes". De los contribuyentes que pagan bienes personales, estarían afectados "el 1.2 por ciento y que de la totalidad de los argentinos afecta al 0.02 por ciento". Al estimar el total de la recaudación afirmó que "estimaciones de la Oficina del Presupuesto del Congreso calculó que llegaría a unos 420 mil millones de pesos. Una cifra cercana al 1.5 por ciento del Producto Bruto Interno".

Por la oposición, el miembro informante fue el senador por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Martín Lousteau –de origen radical- (JxC –Juntos por el Cambio-).  Inició su exposición recordando que "el Producto Bruto Interno está en caída por problemas estructurales, otros coyunturales y a eso se le sumó ahora la pandemia. En 21 años el ingreso de los argentinos creció el 0.5 por ciento, la quinta parte de lo que creció el mundo. A fin de este año tendremos el mismo ingreso que en el año 1973".

lousteau

Lousteau sostuvo que "con más de este Estado no vamos a salir de la pobreza, con más presión tributaria no vamos a generar más trabajo. La pandemia reveló el estado de nuestro Estado". En ese punto afirmó que "no tuvimos manejo de los datos públicos, ni capacidad de controles y lo mismo pasó con la Educación. El sistema perpetúa las desigualdades". 

Al momento de analizar la iniciativa destacó que  "no hay mayor espacio público compartido que el Estado. La Real Academia Española dice que solidaridad es la adhesión circunstancial al compromiso de otro. La solidaridad es un buen título para las leyes. Es difícil discutir con la solidaridad. Es un gran título, pero no se discuten los contenidos". Se preguntó si "las becas son solamente para un año; los créditos para las pymes son solamente para un año? Esto no es un aporte, es un impuesto. Si todos los destinos que tendrá la recaudación de este impuesto son tan importantes, ¿por qué se les da por una única vez? Si hay algo que hizo el Estado de Bienestar es no tener que depender de la solidaridad". 

El senador por la Ciudad Autónoma sostuvo que hay otros mecanismos para lograr una recaudación similar a la que se pretenda con el proyecto en debate. "Si eliminamos por dos años regímenes de jubilación especial o de privilegio llegamos a la misma cifra. Con cinco mandatos de la reforma judicial que aprobaron recientemente llegamos a un monto similar. Con tres años de las ganancias de las mutuales, abusadas por las financieras, entre ellas el banco de uno de los autores de esta iniciativa, también recaudamos un cifra similar ``. Criticó al proyecto al contemplar el patrimonio neto y no contemplar los pasivos de los empresarios. Definió al aporte como "confiscatorio, no grava al que está en negro, no grava lo ilegal, no grava el dinero de la corrupción". 

aportesolidario

Como suele ocurrir, los discursos de cierre estuvieron a cargo de los jefes de bancada.

Por el Interbloque Federal se manifestó el senador por Salta, Juan Carlos Romero. "Cuestiono dos cosas del proyecto. Uno la profunda revancha y persecución de la iniciativa. El segundo aspecto es que es muy poco práctico", opinó. El senador por Salta, dijo que "es ocioso participar de las comisiones del Senado porque no se tiene en cuenta las opiniones de los demás y resulta imposible modificar ni una coma de los proyectos del oficialismo".  Afirmó que "el proyecto es parte del espíritu Robin Hood, quitarle a los ricos para darle a los más pobres. Lo justifican por las nobles causas a las que se destinarán los fondos del impuesto ``. Cuestionó que "no se tengan en cuenta los pasivos y si un productor compró un campo y debe el 70 por ciento del mismo, no paga por el 30 que posee sino por la totalidad".

Precisó que "el nuevo impuesto va a generar una cuantiosa salida de capitales del país. No contribuyen las señales del socialismo utópico que tiene este proyecto".  También dijo que "el presupuesto 2021 tiene comprometido el 60 por ciento en gasto social" y se preguntó "qué esperan? Llegar al ciento por ciento del presupuesto en gasto social?".

Por la bancada de Juntos por el Cambio habló el senador por Formosa, Luis Naidenoff. Afirmó que "el mayor daño que se produjo en la pandemia fue haber alargado la cuarentena y esperando que a partir del encierro se combatiría el virus y vendría la recuperación inmediata". Destacó que "no hay sector productivo que no haya sido afectado por las medidas que tomó el Poder Ejecutivo Nacional. Cuando se reclamaba mayor apertura, señaló a esos sectores por los posibles contagios masivos. Ahora sobrevinieron concursos de quiebra masivos".

Dijo que " desde el Estado hay que tender la mano", pero se preguntó si "es esta la mejor respuesta". Destacó que "el gobierno tiene un problema ya que dice representar a sectores nacionales y populares y no le pueden explicar a sus seguidores que están haciendo un ajuste. Cómo les explican a los jubilados que la receta es el ajuste. Cómo le explican a los sectores sociales perjudicados que no van a tener más ayuda con el IFE y que ahora van a tener ajuste. Cómo explican que ahora vendrán tarifazos". 

Al hablar del proyecto sostuvo "que están compensando la realidad con un relato épico. Saben que este proyecto termina en nada. Entiendo la historia de los relatos para la tribuna, pero esto es un engaño". Naidenoff afirmó que "el oficialismo tiene un prejuicio ideológico con este proyecto. Prejuicio que ya cometieron con la resolución 125". 

Por el bloque oficialista del Frente de Todos, habló la senadora por Mendoza, Anabel Fernández Sagasti. Sostuvo que "para hablar de este aporte solidario hay que partir de lo obvio que es que estamos frente a una crisis mundial producto de una pandemia y que Argentina tuvo que enfrentar esta crisis con una economía devastada".

Preciso que "el gobierno ha asumido tres compromisos. Primero darle sustentabilidad a la deuda pública que nos dejaron como herencia, segundo paliar los efectos inmediatos de la pandemia, invirtiendo en hospitales, en respiradores e insumos y finalmente involucrarnos en cada uno de los proyectos científicos que trabajaron en la vacuna. Y parece que lo hemos logrado, seremos uno de los primeros países en tener la vacuna para iniciar así la post-pandemia". Subrayó que "el proyecto es un aporte extraordinario". 

Destacó que "9300 personas de grandes fortunas serán los que pagarán este aporte. De esos 2.800 tienen patrimonio de entre 200 y 300 millones de pesos" y que "lo recaudado por el aporte va a ir a la producción".  Comentó que "Brasil, Uruguay y España tienen mayor presión fiscal que la existente en la República Argentina". Se preguntó "cómo es posible que este Congreso no vote por unanimidad una ayuda extraordinaria de quienes más tienen".

portadaricos

Concluyó diciendo que "desde la crisis del 2008, la salida financiera nunca fue tal y que si la salida de esta pandemia no tiene un puente con el financiamiento real, si no se articula esa salida vamos a profundizar la desigualdad". Dijo que "el aporte solidario de quienes atesoran afuera del país va en línea con evitar la profundización de la desigualdad".

Te puede interesar