México: el sector cultural lucha por sobrevivir a la pandemia

Ésto también es noticia 07 de febrero de 2021 Por Deutsche Welle - México
En México, el mundo artístico y cultural resiste a la pandemia, los recortes salariales y despidos, con muy escasos apoyos del gobierno
teatromejicotres
teatromejicotres

(www.DW.de – Ciudad de México)Desde el inicio de la pandemia, en México se suspendieron los eventos artísticos y culturales. Escenógrafos, curadores, músicos y directores de museos se enfrentan a despidos, recortes salariales y cierre de sus espacios de trabajo. Ello llevó a la gente del gremio a buscar ingresos económicos en otros sectores. Algunos pintan casas, venden comida de temporada y ofrecen sus servicios como cargadores en mudanzas. Muchos se han catalogado como "mil usos” con tal de ganar dinero y pagar las cuentas.

"Pedí una bici prestada y me enlisté como repartidor en una aplicación”, dice en entrevista con DW –la Deutsche Welle- un joven actor de teatro que prefiere el anonimato, ya que teme dañar su imagen pública y no ser recontratado. "Intenté dar clases en línea, pero la gente prefiere que sean presenciales. Desde abril me mudé con mis papás para no gastar en renta; viví de mis ahorros, pero se terminaron”.

Aunque existen algunos proyectos, sobre todo en línea, en su mayoría son temporales y no le permiten al sector cultural tener un ingreso sólido. "Hay meses muy difíciles, por ejemplo, en Navidad hice galletas para vender afuera de mi casa”, comenta a DW Patricia Vázquez, música instrumentista de la UNAM – la Universidad Nacional Autónoma de México-. "Cada vez que sale una convocatoria por parte del gobierno, aplico. Tuve suerte el año pasado de que me contrataran para grabar un video con una orquesta. Pero el proyecto terminó y desde hace meses no hay eventos”, agrega la instrumentista, quien se ha presentado como música de orquesta en el Konzerthaus Berlin.

mejicoculturaltres

 

Museos en riesgo de desaparecer

"Estamos en terapia intensiva”, dice Dolores Beistegui, Directora General del Papalote Museo del Niño. En días recientes, ese espacio cultural declaró que está en riesgo de cerrar sus puertas definitivamente por los efectos de la pandemia. "Vivimos de la taquilla, los eventos, las concesiones y la renta del espacio; todo está cancelado. Somos una asociación civil sin fines de lucro, nuestros ingresos no cubren los egresos. Desde el inicio, el consejo nos recomendó bajar nuestros salarios un 50% para viajar más ligero, pero llegamos a un punto sin salida”, añade Beistegui en entrevista con DW; comenta que antes de la pandemia, el museo recibía, al día, alrededor de 50 buses con visitantes.

teatromejicocuatro

El Papalote Museo del Niño lleva 27 años abierto y 22 millones de personas lo han visitado, por lo que se consolida como uno de los espacios más emblemáticos del país. "El museo es muy importante para la infancia, no podemos permitir que cierre. En la página www.papalote.org.mx damos la oportunidad a la sociedad de donar una cantidad de dinero, desde pequeños montos hasta miles de pesos”, agrega la directora del espacio y asegura que la visita al museo es una experiencia que se queda en el corazón de la gente.

 

"Las pandemias han existido siempre y el arte sobrevive”

Son muy escasos los apoyos del gobierno que recibe el sector cultural. Al respecto, la comunidad artística lo critica severamente por otorgar presupuesto a unificar las cuatro secciones del Bosque de Chapultepec, bajo el nombre Proyecto Chapultepec, dirigido por el artista Gabriel Orozco. El gremio lo califica como un dispendio sexenal, en lugar de reasignar los recursos para solventar los gastos esenciales de la cultura en el país. "Chapultepec es un escándalo, no es prioridad”, dice el coro de la cumbia que adaptaron para hacer público su descontento.

A pesar de vivir una tormenta económica y sanitaria, el mundo artístico se muestra optimista sobre el futuro. A diferencia de los profesionales de otras áreas, los artistas y agentes culturales viven de la ilusión de que la pandemia pasará y retomarán las profesiones que dan sentido a su vida. "Yo no pierdo la esperanza de volver a una sala de conciertos”, agrega la instrumentista Vázquez.

"Las pandemias han existido siempre y el arte sobrevive. Cuando fue el terremoto (2017) pensamos que la gente no regresaría al teatro. Con el tiempo superamos el trauma y los escenarios volvieron a iluminarse”, dice el joven actor de teatro a DW.

Te puede interesar