Análisis: el ataque podría marcar una escalada peligrosa

Análisis en Política Internacional 07 de noviembre de 2021 Por BBC - com - Londres - Bagdad - Anna Foster *
Irak celebró elecciones hace menos de un mes y ahora se encuentra en el largo e incómodo proceso de intentar formar una coalición gubernamental
ataqueirakuno
ataqueirakuno

(www.BBC.com – Londres – Bagdad - Por Anna Foster*) La participación fue un mínimo histórico, solo el 41%, y esa falta de participación muestra que muchos iraquíes no creen que vaya a haber un cambio real.

A los partidos pro-iraníes les fue peor de lo que esperaban, perdiendo muchos de sus escaños. Sus partidarios han protestado contra los resultados desde entonces, realizando manifestaciones fuera de la segura Zona Verde de Bagdad y pidiendo que los votos se vuelvan a contar manualmente.

El clérigo chiíta musulmán Moqtada alSadr reclamó la victoria, ya que su partido obtuvo la mayor cantidad de escaños.

Está presionando para que haya un gobierno libre de interferencias extranjeras, y lo que es más importante, eso significa tanto de Irán como de Occidente: quiere acabar con la influencia de Teherán sobre los asuntos internos de Irak.

Estas fallas políticas significan que las tensiones son altas, y este atentado contra la vida del primer ministro al Kadhimi podría convertirse en una escalada peligrosa con repercusiones de gran alcance.

 

ataqueiraktres

El ataque fue ampliamente condenado:

 

El clérigo musulmán chiita Moqtada al-Sadr, cuyo partido fue el mayor ganador en las elecciones, lo calificó como un acto terrorista contra la estabilidad del país que tenía como objetivo "devolver a Irak a un estado de caos para ser controlado por fuerzas no estatales".

El presidente de Irak Barham Saleh dijo que es un crimen atroz contra Irak, y agregó en un tuit: "No podemos aceptar que Irak sea arrastrado al caos y un golpe de estado contra su sistema constitucional".

El vocero del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price, dijo que el "aparente acto de terrorismo" había sido "dirigido al corazón del Estado iraquí", y Estados Unidos está ofreciendo su ayuda con la investigación.

El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamkhani, acusó a "think tanks (gabinetes estratégicos) extranjeros" no identificados de "crear y apoyar fuerzas terroristas y de ocupación" en Irak que "no habían traído más que inseguridad, discordia e inestabilidad".

 

(*) Anna Foster, corresponsal de la BBC en Medio Oriente

Te puede interesar