Salvado el error, el show debe seguir

Internacionales 27 de febrero de 2017 Por Enter-ate - G.Pico - Los Angeles - Alberto Bastia
Cada año, a la entrega de los Oscar se la rodea de un halo de expectativas e intrigas. La de este año 2017 tuvo un condimento: el error de anunciar como ganadora de la estatuilla a la película -a la mejor- que no lo era
Ver galería fayewarrenequivocados
1 / 3 - fayewarrenequivocados

(www.enter-ate.com. – G. Pico – Los Angeles –por Alberto Bastia *)  Todo se desenvolvía bajo carriles normales –en la tarde del domingo 26 de febrero, en la bucólica Los Angeles-, con ese clima tan soporífero y tan estadounidense que genera sonrisas y vítores entre ellos mismos porque conocen la génesis de los comentarios chistosos dejando al resto de los tele espectadores buscando la explicación, tal vez pensando que faltaban los subtítulos al español o una mala traducción de quien comentaba cada diálogo en el escenario.

fayewarrenequivocados

Todo controlado hasta que saltó algo. No una chispa, menos un discurso anti trumpista de quien recibía la estatuilla y aprovechaba la ocasión para recordar tal o cual pensamiento del actual Presidente de los Estados Unidos, Donald John Trump.

Pasó lo que podría imaginarse en otro lugar, pero no en la entrega de los Oscar. No porque el error fuera inadmisible sino porque la presea ganadora correspondía a otra categoría y no a la más esperada: la mejor película –según el criterio de los popes de la Academia de Hollywood- de las seleccionadas.

Anunciadas las películas que competían en ese rubro, el error -¿error?- saltó a la luz. Cambio de sobres y así lo salvaron.

No fue "La La Land" el filme dirigido por el novel Damien Chazelle –este estadounidense de 32 años- la beneficiaria.

nofue

El máximo lauro de la tarde noche fue para “Moon light” –Luz de Luna, en su acertada traducción al español- dirigida por Barry Jenkins.

La ganadora es un filme que intenta pintar la dramática situación de algunos barrios marginales de afroamericanos a través de la historia de una persona que va desde la infancia hasta la adultez.

La película en cuestión es la segunda realización del director luego de ocho años, cuando se hizo conocido con la romántica "Remedios para melancólicos", en este caso centrada en la vida de un afroamericano desde niño -hijo de una madre adicta, sufre bulying en la escuela y consigue ser cuidado por un dealer-, luego crece con una adolescencia complicada en la escuela y de grande pasa por la cárcel y debe resolver sus deseos homosexuales.

loganaron

Con claros tintes humanistas, una buena fotografía y cierta maestría para el relato, Jenkins construye un filme lleno de buenas intenciones y propuesto como un drama, a veces excesivo, que, al igual que su primer filme, compitió en el último Festival de Mar del Plata, en la costa de la más poblada de las provincia de la Argentina.

“Moon light”, llegó a los Oscar luego de haber ganado como mejor drama en los Globos de Oro que entregó la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood.

Así las cosas, salvado el desliz concluía una gala más de la muestra que para muchos es un encuentro esperado y para otros una fantochada.

Si bien las caras de todos quienes tuvieron que ver con la película no ganadora fueron de sorpresa, la gala no tuvo ese momento de dignidad –al menos buscando la acepción como la “cualidad del que se hace valer como persona, se comporta con responsabilidad, seriedad y con respeto hacia sí mismo y hacia los demás y no deja que lo humillen ni degraden”- que suena a algo utópico.

 

Nadie se levantó molesto, mucho menos se escucharon palabras “disonantes”, porque nadie se había sentido “humillado ni degradado”.  Entonces, a esperar un año más y que siga el show.

 

oscarcinta

(*) Alberto Bastia, Director Propietario de www.enter-ate.com.ar

Te puede interesar