Madrid, de festejo

Internacionales 03 de junio de 2017 Por Enter- ate.com.ar - General Pico - Cardiff
Con un despliegue que en el segundo tiempo evidenció la superioridad, el Real Madrid venció –en Cardiff- al Juventus por 4 a 1 en la final de la Champions League
Ver galería madridcibelescampeon
1 / 2 - madridcibelescampeon

(Enter-ate.com.ar – Gral. Pico – Cardiff)  Con dos goles de, Cristiano Ronaldo, el Real Madrid de España venció por 4 a 1 a la Juventus de Italia y se alzó por doceava vez en su historia -y por segundo año consecutivo- con el máximo torneo de clubes de Europa.

El equipo de Zinedine Zidane consolidó una era dorada al llevarse tres de las últimas cuatro ediciones de Champions League, en un año en el que además se quedó con la Liga española, un doblete que hacía desde 1958.

En los 45 minutos finales, el Madrid vapuleó a la “Vecchia” Signora que resultó aturdida por el buen desempeño y la enjundia de los pases de los madridistas.

La figura que sobresalió fue la de Cristiano Ronaldo, de nuevo decisivo en un partido trascendente.

champions

Los dos equipos salieron con lo esperado: el Real Madrid contó con Isco y la Juventus diseñó una línea de tres centrales con la inclusión de Barzagli.

Los “Merengues” comenzaron a sentirse más cómodos cuando mejor cuidó el balón. El resto lo puso su explosivo: su primer remate fue gol. Llegó a los 20 minutos y fue producto de una gran combinación que inició Kroos, quien pasó a Cristiano Ronaldo, éste se la puso a Dani Carvajal y el balón fue de nuevo para el portugués, quien conectó un mortífero remate.

Poco tiempo pasó para comprobar el impacto del tanto, pues la Juventus igualó a los 27 minutos. La acción contó con la pasividad de la defensa madridista y el resto lo hizo Mario Mandzukic con un sorprendente remate de espaldas a la portería que sorprendió a Navas.

Absoluto panorama en el segundo tiempo. Un Real Madrid capaz de recuperar pronto el balón y de manejarlo con brillantez.

Su segundo gol, a los 61 minutos, fue la consecuencia lógica de su juego. Casemiro vio la llegada de un balón volado y disparó desde fuera del área. Tuvo la fortuna de que la pelota tocó levemente en Khedira, lo que despistó a Buffon, quien sólo tocó el balón para sacarlo de la red.

Tres minutos más tarde, en otro robo de balón, Modric progresó hasta la línea de fondo y sirvió para que Cristiano Ronaldo marcara con un habilidoso remate. Al convertir el primer tanto, Ronaldo anotó el gol 500 del Real Madrid en la Liga de Campeones. De esta manera, el “Merengue” es el club europeo con más goles anotados en el torneo, 41 más que su clásico rival, el Barcelona.

Así las cosas, el pitazo del árbitro desató todo lo que se puede aguardar de una final: la alegría de los vencedores y la desazón de los perdedores.

La entrega de la Copa en el estadio de Cardiff y cuando regresen a la capital española, el festejo concitará a miles y miles de seguidores en la mítica Fuente de la Cibeles en la plaza homónima al comienzo de la famosa Gran Vía madrileña.

 

 

Te puede interesar