Silencio de tumba

Política 28 de febrero de 2018 Por
Tenía 90 años. El derecho a defensa que les negó a quienes capturaban durante la pasada dictadura cívico militar le fue garantizado por el Estado de derecho de la Argentina. Y en la media mañana del martes 27 de febrero murió el represor Luciano Benjamín Menéndez en su lecho del Hospital Militar de la ciudad de Córdoba
videlaymenendez
videlaymenendez

(www.enter-ate.com.ar – General Pico – Córdoba)  Los organismos defensores de derechos humanos lamentaron el "silencio que se lleva a la tumba" sobre el paradero de miles de desaparecidos.

Menéndez falleció con 13 condenas a prisión perpetua a cuestas, todas sentenciadas por numerosos crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar.

muriolamuerte

El exjefe del Tercer Cuerpo del Ejército con asiento en Córdoba estaba internado desde el 7 de febrero en el hospital Militar de esa ciudad, en estado irreversible de salud debido a una complicada afección hepática y problemas cardíacos, agravados por su avanzada edad. En su sanguinario historial militar se le cuentan 52 homicidios, 260 secuestros y 656 casos de tortura.

Menéndez comandó el terrorismo de Estado en 10 provincias y reportaba "Los Duros", el grupo que integraban Guillermo Suárez Mason, Emilio Massera, Ramón Díaz Bessone y Santiago Omar Riveros, entre otros.

El 19 de septiembre de 1975 Menéndez gobernó Córdoba por un día como "interventor federal", designado por el presidente provisional Ítalo Luder para garantizar el traspaso del mando de Raúl Lacabanne a Raúl Bercovich Rodríguez.

En las filas del Ejército, se lo conoció como un férreo partidario de iniciar una guerra con Chile por el Canal de Beagle. En los archivos del diario trasandino El Centro se almacena una frase de su autoría. "Si nos dejan atacar a los chilotes los corremos hasta la isla de Pascua, el brindis de fin de año lo haremos en el Palacio La Moneda y después iremos a mear el champagne en el Pacífico”. Su alias eran Cachorro, Chacal o Hiena.

preso



"Se murió La Muerte: a las 11:20 murió el genocida Luciano Benjamín Menéndez. A diferencia de sus víctimas, se sabe la hora, el lugar y su familia puede despedirlo. Llegó a ser condenado en cárcel común, perpetua y efectiva, el único lugar para un genocida. ¡30.000 PRESENTES!", tuitearon de las cuenta de H.I.J.O.S. Capital.

El intendente de la ciudad de Córdoba, el radical Ramón Mestre, también se expresó en las redes sociales. "El represor Luciano Benjamín Menéndez murió con numerosas sentencias a cadena perpetua por los crímenes de lesa humanidad que cometió y por el dolor que causó. La lucha de las organizaciones y el grito de Memoria, Verdad y Justicia está más vivo que nunca", sostuvo.

La Pisarello, la línea interna del radicalismo tucumano en homenaje a Ángel Pisarello, dirigente; abogado laboralista desaparecido durante la noche niebla en la Argentina, tuiteó "Se murió Menéndez. Se murió la muerte" y agregó el hashtag: "#MemoriaVerdadyJusticia". Abuelas de Plaza de Mayo destacó que fue un genocida "con el récord de perpetuas a cuestas"

Te puede interesar