Todos a salvo

Sociedad 10 de julio de 2018 Por
Todos los niños y el entrenador están a salvo fuera de la cueva tras más de 2 semanas de angustia
Ver galería vistaaereadelacueva
1 / 3 - vistaaereadelacueva

(BBC. Mundo -Bangkok) Fue una extraordinaria y compleja operación de rescate que tuvo en vilo al mundo.

Un equipo internacional de buzos logró rescatar a los 12 niños y su entrenador que llevaban 17 días atrapados en una cueva al norte de Tailandia.

Los últimos cuatro niños y el entrenador fueron liberados este martes 10 de julio-, después de que los ocho primeros menores fueran rescatados entre el domingo y el lunes.

"No sabemos si esto es un milagro, ciencia o qué. Los 13 Jabalíes Salvajes están ahora fuera de la cueva", tuitearon los marines, en referencia al nombre del equipo de fútbol.

Horas después, el jefe del operativo del rescate, Narongsak Osotthanakorn, confirmaba que otros tres buzos y el médico que estuvieron con el grupo la última semana también habían salido de la cueva.

La tercera fase fue la más demandante del operativo, ya que los rescatistas tuvieron que sacar a cinco personas en lugar de a cuatro, como se hizo el domingo y el lunes.

 

¿Cómo los sacaron de la cueva?

Un equipo de 90 experimentados buzos, 40 de Tailandia y 50 extranjeros, trabajaron en las cuevas Tham Luang.

Ellos guiaron a los niños a través de los pasajes oscuros e inundados del sistema de grutas.

La ruta incluyó partes en las que tuvieron que caminar, escalar y bucear guiados por cuerdas.

Usando máscaras completas, cada niño fue acompañado durante todo el trayecto por dos buzos.

thalandianinobrechaayuda

"Extrañamos nuestra casa"

Los niños rescatados se encuentran en observación en un hospital.

De ellos, los cuatro que salieron de la cueva el domingo ya recibieron la visita de sus familias, según informaron funcionarios de Salud tailandeses.

La doctora Jesada Chokedamrongsuk explicó que los padres solo pudieron saludar a los niños a través del cristal debido al riesgo de infección, pero agregó que pronto podrían recibir visitas cara a cara.

"Extrañamos nuestra casa" y "estamos felices", fueron algunas de las primeras cosas que los niños rescatados dijeron en el hospital, contaron los funcionarios.

Los niños rescatados están en "bien de salud" y "bien mentalmente", explicaron los doctores.

Muestran algunos signos de infección, pero están siendo tratados adecuadamente.

 

hospitaldeampaña

Un esfuerzo colectivo

El esfuerzo de búsqueda y rescate fue descrito por el jefe del operativo Narongsak Osotthanakorn como un "equipo de Naciones Unidas".

Incluyó personal de Reino Unido, China, Myanmar, Laos, Australia, Estados Unidos, Japón y otros muchos países.

Residentes locales acudieron como voluntarios a las inmediaciones del complejo de cuevas para cocinar para aquellos que trabajaban en las tareas de salvamento, limpiar la ropa de los buzos y trasladar a quien lo necesitara.

Tras el rescate, la alegría se esparció por el lugar, pero muchos también recordaron a Saman Gunan, el buzo que murió durante la misión para llevar suministros a los niños la semana pasada.

Gunan será honrado con un funeral de Estado.

Más de dos semanas atrapados

Los menores, de entre 11 y 16 años, se internaron en la cueva Tham Luang en Chiang Rai, norte de Tailandia, el pasado día 23 de junio, junto a su joven entrenador.

El grupo había quedado varado en un punto alto de la cueva y en un primer momento se barajó la posibilidad de esperar a que bajaran las aguas para que pudieran salir por su propio pie, lo que hubiera supuesto meses.

No obstante, las previsiones de lluvias y la caída del nivel de oxígeno dentro de la cueva forzaron el rescate inminente.

Desde que les encontraron, un equipo nacional e internacional estuvo tratando de drenar toda el agua posible y consiguieron acabar con las inundaciones en algunos tramos de la cueva.

Antes de que empezara la primera misión el domingo, el gobierno regional destacó que las condiciones "eran las mejores" y que los niños estaban preparados para el desafío.

 

 

Te puede interesar