Huelga general en Brasil

Internacionales 14 de junio de 2019 Por
A cinco meses y días de la asunción de Jair Bolsonaro, este viernes 14 de junio amaneció con la primer huelga general –convocada por todo el abanico sindical; los estudiantes y el más completo arco de organizaciones sociales- contra las medidas implementadas por ese gobierno de cara a la reforma jubilatoria que impulsa el Ejecutivo y que pretende restringir el acceso a las jubilaciones
Ver galería brasilhuelga001
1 / 3 - brasilhuelga001

(www.Enter-ate.com.ar – General Pico – Sao Paulo) Los sindicatos consideran la reforma que propone Bolsonaro, quien inició su gestión en enero pasado, como una destrucción del sistema de pensiones para su privatización y su impacto se potencia al conjugarse con la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Michel Temer.

"La huelga está en boca de todos y preocupando a los empresarios", declaró el presidente de la Central Única de los Trabajadores (CUT), Vagner Freitas.

Desde el primero de mayo pasado fue convocado el paro general para combatir la reforma jubilatoria, que se encuentra en estudio dentro del Congreso y que el mandatario Bolsonaro espera sea aprobada durante este año.

laimagen

Con esta iniciativa, la administración de Bolsonaro pretende establecer por primera vez una edad mínima de jubilación (65 años para los hombres y 62 años para las mujeres) y aumenta el número de años cotizados para recibir la pensión completa.

La CUT, la principal central laboral, espera que los sindicatos del transporte público se sumen en su totalidad este viernes a la paralización prevista, pese a que la justicia brasileña ordenó el funcionamiento del servicio del metro y los trenes en la ciudad de Sao Paulo, el principal polo industrial del país suramericano.

"Es esencial que ellos (los transportistas) paren porque, si ellos no adhieren, la impresión es que no hubo paralización. Son categorías expresivas de demostración de poder de los trabajadores", dijo por su parte el secretario general de Força Sindical, Joao Carlos Gonçalves.

brasilparo

La huelga general ocurre el día de la inauguración de la Copa América que se extenderá hasta el 7 de julio próximo y se desarrollará en varias ciudades brasileñas.

La paralización podría afectar la movilidad de los aficionados al estadio Morumbí de Sao Paulo, donde esta noche 14 de junio se desarrollará el partido entre las selecciones de futbol de Brasil y Bolivia, que abre la competencia regional.

Durante los partidos de la Copa América el espectador que intente ingresar  con una camiseta con inscripciones políticas opositoras a Bolsonaro –que asumió el pasado 01 de enero del corriente año y que su imagen roza tan sólo el 20 por ciento de aprobación- y que si insiste en hacerlo será “invitado a retirarse o por las buenas o por las malas”, sostenía Joao, un trabajador portuario que participó de las multitudinarias movilizaciones que tuvieron eco en todo el territorio brasileño.

Te puede interesar