80 aniversario del fusilamiento de las Trece Rosas

Sociedad 06 de agosto de 2019 Por
Cada cinco de agosto, centenares de personas depositan en el cementerio de la Almudena –en Madrid- trece rosas y 43 claveles. Lo hacen en memoria de los civiles fusilados ese mismo día de 1939 por la dictadura franquista
lastrecerosassussrostros
lastrecerosassussrostros

(www.Madriddiario.es – Madrid) Hace 80 años, un 5 de agosto de 1939, ya terminada la Guerra Civil, trece mujeres republicanas fueron asesinadas por el régimen franquista. Pertenecientes a las Juventudes Socialistas Unificadas, casi la mitad de ellas eran menores de edad y ninguna había cometido delitos de sangre. Pasaron a la historia como las Trece Rosas.

Sus nombres eran Carmen Barrero Aguado, Martina Barroso García, Blanca Brisac Vázquez, Pilar Bueno Ibáñez, Julia Conesa Conesa, Adelina García Casillas, Elena Gil Olaya, Virtudes González García, Ana López Gallego, Joaquina López Laffite, Dionisia Manzanero Salas, Victoria Muñoz García y Luisa Rodríguez de la Fuente.

Tal y como explicaba Alfredo Liébana, miembro de UGT, a este digital en el 75 aniversario de su asesinato, la trascendencia internacional se debió a que Franco atentó contra «menores de edad, mujeres, que habían soportado la guerra en las ciudades y no en el frente«. Además, Liébana contaba que «no tenían a sus espaldas delitos violentos», lo que el régimen dijo que no perseguiría.

Por su parte, el Gobierno franquista argumentó que lo hizo por el asesinato del comandante de la Guardia Civil Isaac Gabaldón, su hija y su chófer, el 29 de julio de ese mismo año. Esto dio paso a una represión que tuvo lugar entre ese mismo año y 1942 que, solo en Madrid, dejó 4.000 muertos.

fascistafranco

Cada cinco de agosto, centenares de personas depositan en el cementerio de la Almudena trece rosas y 43 claveles. Lo hacen en memoria de los civiles fusilados ese mismo día de 1939 por la dictadura franquista.

 

 Polémica actual

En 2019 estos fusilamientos siguen muy presentes, en especial durante los últimos años a raíz de la polémica en torno al monumento a los fusilados por el régimen franquista que el Ayuntamiento de Manuela Carmena acordó instalar en el cementerio de la Almudena. El pasado 17 de julio de este año el nuevo alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, paralizó la tramitación del memorial por no cumplir, a ojos del nuevo equipo municipal, las recomendaciones del ahora extinto Comisionado de la Memoria Histórica.

laalmudena

El plan de la ex alcaldesa planteaba un monumento que conmemorara los fusilados por el franquismo entre abril de 1939 y enero de 1944, dejando de lado aquellos fusilados por el bando republicano en el periodo bélico de la Guerra Civil. Además, algunos miembros del comisionado, como explicó Francisca Saquillo a Madridiario, ex presidenta de este grupo de expertos, sugirieron que el monumento fuese anónimo, es decir, que no estuvieran en el presente los nombres de las víctimas.

Esta recomendación fue finalmente desechada por el equipo de Caremna, cuyo proyecto final sí que presentaba los nombres de los 2.934 asesinados en el camposanto. Además, el equipo de expertos también planteó la construcción de una segunda placa o monumento en el que se recordara a las víctimas del otro bando. Respecto a la paralización del homenaje planteado por Carmena por parte del gobierno de Almeida, Saquillo concluyó “Que se haga. Pero lo que también está claro, y creo que la ciudadanía de Madrid tiene que entender es que, aunque desgraciadamente para las familias sí pueda ser así, históricamente no es lo mismo el haber sido fusilado o ejecutado durante la guerra, que fue un horror lo que ocurrió en nuestra querida ciudad de Madrid, que lo que ocurrió ya en pleno Gobierno de Franco; eso hay que distinguirlo clarísimamente”.

Te puede interesar