Ucrania: Cacería de brujas y otras historias para la prensa olvidadiza

Ucrania, lo que no se dice 22 de marzo de 2022 Por Pressenza -com - Moscù- Chile-Oleg Yasinsky *
Muchos autores en estos días prefieren mantener su anonimato en Ucrania. Y de parte de algunos de ellos ahora nos llega esta historia:
fascismoalaucranianados
fascismoalaucranianados

(www.Pressenza.com – Moscú – Chile – por Oleg Yasinsky *)Uno de los periodistas más conocidos y populares de Ucrania (https://focus.ua/ratings/481700-top-50-blogerov-ukrainy-rejting-fokusa/grupa1/2700/yuriy-tkachev) fue ayer arrestado por los agentes del Servicio de Seguridad de Ucrania. Desgraciadamente, la situación dramática que vive nuestro país se está utilizando para hacer “limpieza” de opositores, violando gravemente todos los procedimientos legales y jurídicos.

Yuriy Tkachev es un periodista de Odessa, Ucrania, redactor jefe de la revista digital https://timer-odessa.net/.

Era muy crítico con el anterior y también el actual gobierno de Ucrania por sus políticas después del Maidan, y especialmente respecto a la “Matanza de Odessa del 2 de Mayo de 2014” y “Tiroteos en el Maidan”, cuyas investigaciones fueron paralizadas, postergadas durante muchos años y hasta hoy no concluídas, entre otros.

Ayer, el 19 de Marzo de 2022 se encontraba en su apartamento de Odessa cuando a las 7:00 de la mañana aproximadamente, fue arrestado por los agentes del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU en ucraniano), quienes durante el registro encontraron, según palabras de su esposa, “un explosivo y una granada de mano”, supuestamente pertenecientes a Yuriy Tkachev, en el baño de su apartamento.

El último mensaje de Yuriy Tkachev, justo antes de haberles abierto la puerta a los agentes de SBU, a las 6:34 a.m. en su grupo personal de Telegram, dice: “Han venido a por mí, fue un placer conversar”.

Los hechos fueron publicados por primera vez por la defensora de Derechos Humanos Oksana Chelyasheva: https://www.facebook.com/profile.php?id=100008135108849.

 

11395035_0

Dice el post de facebook:

«¡Importante!

Todas las afirmaciones de que Yuriy Tkachev abrió un nuevo canal en Telegram después de su supuesta liberación del SBU son falsas. Pude contactar a la esposa de Yuriy, Oksana. Dijo que Yuriy está siendo interrogado por el SBU, y ella no tuvo la oportunidad de entrar en las cuentas de su esposo, porque todos los ordenadores y móviles estaban en manos del SBU. Al abogado no le dejan ver a Yuriy. Oksana dijo que realmente necesitan apoyo para la difusión de los hechos”.

Según ella, cuando Yuriy abrió la puerta del apartamento, no opuso resistencia ninguna. A pesar de esto, el SBU lo arrastró al pasillo del portal, acostándolo boca abajo. También le pidieron a Oksana que abandonara el apartamento. No se usó violencia contra ella.

Oksana afirma, que a través de la puerta de entrada abierta vio cómo uno de los oficiales del SBU entró al baño y se quedó allí durante varios minutos. En este mismo baño, en unos minutos el SBU «descubriría» una «granada y una bomba TNT», dijo Oksana.

fascismoalaucranianasiete

Después de que este hombre saliera del baño, los agentes del SBU se llevaron a Yuriy y a Oksana de vuelta al apartamento, donde comenzó el registro. Al mismo tiempo, obligaron a Yuriy a quitarse la ropa, solo le permitieron vestirse nuevamente antes de que se lo llevaran.

Desde el inicio de la guerra en Ucrania, los representantes de la derecha y del nacionalismo, incluyendo a varios conocidos intelectuales, empezaron a llamar a la violencia y hasta a los asesinatos de quienes públicamente fueron partidarios de los Acuerdos de Minsk, los que protestaron contra la «de-comunización» (la política oficial del estado ucraniano que consiste en borrar en el país cualquier rastro de la ideología comunista) y la solución política del conflicto en Donbass. El primer blanco de los ataques fueron los grupos de la izquierda.

Aparecieron las listas negras. Y algunos “activistas de izquierda” empezaron a colaborar haciendo las listas de los de “la izquierda incorrecta”.

El 3 de marzo en la ciudad de Dnepr (ex Dnepropetrovsk, de donde hace años fue sacada la parte “Petrovsk” por ser “rusa”, ya que se refiere históricamente al zar Pedro el Grande), los integrantes de la SBU con la participación de los neonazis del grupo paramilitar “Azov” detuvieron al militante de la organización ucraniana de izquierda “Livytsia”, Aleksandr Matiushenko. Lo acusaron según el artículo 437 del Código Penal de Ucrania de “participación en la guerra agresiva”. Como los tribunales ahora en Ucrania no funcionan, por decisión del fiscal, él está detenido por 30 días sin juicio. No se conocen detalles de la causa legal, porque SBU solo se la presenta al abogado. La mayoría de los abogados se niegan a defenderlo, para no ser acusados de ser “agentes del enemigo” o piden por sus servicios US$3000, una suma muy grande para Ucrania hoy.

El mismo día en Dnepr fueron detenidas 12 personas más por acusaciones parecidas. El 4 de marzo fueron detenidas 14 personas y el 5 de marzo, 11 personas.

En Kiev, las detenciones empezaron aún antes. El 27 de febrero fueron detenidos los hermanos Mikhail y Aleksandr Kononovich, líderes de las juventudes comunistas de Ucrania, étnicamente bielorrusos. Dónde están y de qué los acusan, se desconoce. Se perdió toda comunicación con ellos.

fascismoalaucranianacinco

El 4 de marzo desapareció el militante de izquierda de la ciudad de Zaporozhie, Vladimir Ivanov. Su paradero sigue siendo desconocido. En su cuenta en Telegram aparecen las publicaciones que claramente, no son de él.

Detienen a los opositores políticos, a los representantes de la Iglesia que todos estos años lucharon por la paz y a cualquiera con opiniones críticas.

El 4 de marzo en la ciudad de Lutsk, SBU detuvo a Oleg Smetanin, violinista de la filarmónica regional de Volyñ, acusándolo de entregar a Rusia, información sobre el aeropuerto de Lutsk.

fascismoalaucranianacuatro

El 7 de marzo en Kiev, fueron detenidos el reconocido periodista Dmitry Dzhanguirov, integrante del partido “Novyi Sotcialism” (“Nuevo Socialismo”), Vasily Volga, ex líder de la Unión de las Fuerzas de Izquierda, el periodista Yury Dudkiny, el escritor Aleksandr Karevin, quien alcanzó a escribir en su página de FB: “Llegó SBU”. En la página de Dzhanguirov en FB publicaron un video, donde él seguramente bajo tortura dice cosas que jamás diría. Dónde están y de qué se les acusa, no se sabe. Dónde están los defensores de Derechos Humanos del mundo, tampoco se sabe.

El 9 de marzo, cerca de la ciudad de Khmelnitsk, fue detenido Oleg Pankartiev, ayudante de un diputado del partido opositor “OPZZH (Plataforma Opositora Por la Vida)”. Durante la detención recibió una golpiza brutal y sigue detenido por SBU.

El 10 de marzo en Kiev, fue detenido Dmitry Skvortsov, activista de la lucha por la paz de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana, él solo alcanzó a escribir en las redes que los de la SBU llegaron por él. El mismo día, en Kiev, fue detenido el poeta Yan Taksiur de 70 años, que tenía su programa en el canal de YouTube “Pervuy Kazatskuy”, dedicado a las persecuciones políticas de La Iglesia Ortodoxa Ucraniana por el gobierno. Tampoco se conoce su paradero, ni las acusaciones contra ellos.

El 11 de marzo en Kharkov, desapareció el militante de izquierda Spartak Golovachiov. Lo último que él alcanzó a escribir en las redes sociales fue: “Están rompiendo mi puerta armados con uniformes ucranianos. Adiós.” Siguen los combates en Kharkov, pero casi toda la ciudad continua bajo control ucraniano.

También el 11 de marzo en Odessa, SBU detuvo a Elena Viacheslavova, la hija de Mikhail Viacheslavov, quemado vivo por los nazis el 2 de mayo de 2014, en la Casa de los Sindicatos de Odessa.

Tampoco se sabe del paradero de varios miembros de los partidos de izquierda “Novyi Sotcialism” (“Nuevo Socialismo”) y “Derzhava” (“La potencia”). Dejaron de responder las llamadas y desaparecieron de las redes. Es posible que se escondan o que ya están detenidos.

El 12 de marzo SBU detuvo a Elena Lysenko, la mujer de Andrey Lysenko, voluntario de Donetsk. El 13 de marzo ella fue liberada, pero después de grabar un video obligada, donde tuvo que calumniar a su marido.

El 13 de marzo en un pueblo cercano a Odessa, los vecinos nacionalistas quemaron la casa de Dmitry Lazarev, activista de izquierda.

El 15 de marzo, SBU detuvo a Artiom Khazan, representante del Partido de Shariy en la ciudad de Alexandría de la región de Kirovograd. Durante la detención él fue fuertemente golpeado. Al día siguiente en las redes sociales, apareció un video donde Khazan calumnia al presidente del partido Anatoli Shariy. El paradero actual de Artiom Khazan se desconoce.

El 16 de marzo, en el pueblo de Tomashevka de la región de Kiev, un comando armado secuestró a Guennady Batenko, sacerdote de la Iglesia Ortodoxa ucraniana, al día siguiente él fue liberado desde la SBU.

El 19 de marzo en la ciudad de Krivoi Rog, los militares ucranianos entraron a la casa y detuvieron a Yury Bobchenko, presidente del sindicato de los trabajadores de acero y mineros de Ucrania de la empresa Arcelor Mittal Krivoi Rog, que pertenece a un grupo transnacional.

Esta información todavía es muy incompleta. En medio de la guerra y con el poder total de muchos grupos armados en el país, es muy difícil recopilar la información y los registros de todo el horror que se vive. No sabemos si se trata de decenas o ya de cientos de detenidos. Pero está claro que cada nuevo día de combates, las represiones contra los disidentes, pacifistas y activistas de izquierda seguirán creciendo. Los medios muestran una acostumbrada indiferencia cómplice. Se necesita una campaña urgente de solidaridad mundial.

A pesar de la Constitución de Ucrania, el 20 de marzo el presidente Volodymyr Zelensky prohibió todos los partidos políticos de izquierda y de oposición, son 11:

– «Oppozitsion naya platform azazhizñ (Plataforma Opositora Por la Vida)».

– «Partiya Sharia (Partido de Shariy)».

– «Nashi (Los nuestros)».

– «Oppozitsionny iblok (Bloque Opositor)».

– «Levaya oppozitsia (Oposición de la izquierda)».

– «Soyuzlevykh sil (La Unión de las Fuerzas de la Izquierda)».

– «Derzhava (La Potencia)».

– «Progressivanaya sotsialisticheskaya partiya Ukrainy (Partido progresista socialista de Ucrania)».

– «Sotsialisticheskaya partiya Ukrainy (Partido socialista de Ucrania)».

– «Partiya Sotsialisty (Partido los Socialistas)».

– «Blok Vladimira Saldo (Bloque de Vladimir Saldo)».

La causa oficial de esta prohibición: “contactos con la Federación de Rusia”. ¡Como si existiera alguien en Ucrania sin ningún tipo de contactos en Rusia!

Hoy como parte de la política de guerra en Ucrania, oficialmente prohibieron los medicamentos bielorrusos. El gobierno ucraniano esta guerra contra los enfermos y jubilados desde hace años ya, y ahora parece que por fin está por ganar…

También hoy prohibieron a los habitantes de la región de Kiev, ir al bosque sin permisos especiales. No está claro si es para que no luchen contra los rusos por su cuenta, o para que no armen nuevos grupos guerrilleros con orientación política impredecible o para que no se escapen de sus casas bajo el fuego y/o reclutamiento obligatorio para ir a pelear por los intereses de la OTAN.

Mientras tanto, en las redes sociales ucranianas aparecen cientos de videos, de cómo en diferentes rincones del país, la gente hambrienta y estresada descarga su ira y frustración con los ladrones o los supuestos ladrones o los posibles ladrones, de ambos sexos, que se ven atados a postes y árboles con los pantalones abajo, y los palos al lado como herramientas para los verdugos voluntarios. Ucrania que hace solo unas semanas parecía una Colombia de Europa, ahora con la guerra, rápidamente se convierte en una Europa medieval.

fascismoalaucraniana

(*) Oleg Yasinsky, Periodista independiente de origen ucraniano, residente en Chile.

Te puede interesar